Últimos temas
» Galway girl || Dados
Hoy a las 4:09 pm por Narrador

» Children of the Summer [afiliación normal || confirmación]
Hoy a las 3:48 pm por Invitado

» Búsqueda de Rol.
Hoy a las 2:05 pm por Adelaide M. Gautier

» Temas finalizados
Hoy a las 1:06 pm por Danilo E. Norelli

» Registro de PB.
Hoy a las 1:05 pm por Reed J. Ashworth

» Registro de Carrera
Hoy a las 1:00 pm por Reed J. Ashworth

» Registro de Nombre.
Hoy a las 12:50 pm por Reed J. Ashworth

» Verdad o Reto - Lanzamiento de dados HYDRAS
Hoy a las 12:12 pm por Narrador

» it's me against the world ♦︎ tramas
Hoy a las 9:12 am por C. Sophia Lovelace


Eliza Selwyn.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eliza Selwyn.

Mensaje por L. Eliza Selwyn el Mar Oct 04, 2016 3:55 pm

L. Eliza
Selwyn
Lysandra Eliza
13/10/1994
22 años
Australiana
Bisexual
Clase Media
Universitarios
Ing. Informática
Taylor Swift


Personalidad
GUSTOS
* Los pendientes. Tiene las orejas llenas de ellos, aunque se los tapa con el pelo para que sus padres no se enteren.
* La ropa ceñida que resalta su figura. Suele llevar pantalones de tiro alto y tops cortos… Al menos cuando nadie de su círculo la ve.
* Ir al gimnasio. Le gusta hacer deporte, cansarse y sudar, aunque lo mejor de todo es ducharse con agua caliente después de varias horas de ejercicio.

DISGUSTOS
* El anillo de castidad que lleva. Por supuesto, es parte de la fachada.
* Leer la Biblia cada noche y las canciones religiosas. Su educación ha hecho que lo odie. Prácticamente cualquier cosa relacionada con la religión cristiana le disgusta.
* La gente escandalosa que grita por la calle. Lo que más molesto encuentra son esas personas que dicen piropos a todo aquel que pase por delante.

► ¿Conoces a Sandra Dee? Sí, la chica de Grease. Eliza podría ser perfectamente ella; procede de una familia muy religiosa y la han educado de manera muy severa, de acuerdo con sus ideales. El matrimonio Selwyn siempre fue considerado raro por su devoción, de modo que su hija tampoco se libró de caer en ese mismo saco, ella no escuchaba los grupos de moda, sino canciones relacionadas con la religión y que alababan al Señor. La habitación de ella tenía imágenes de Jesucristo y de Vírgenes, mirándola desde cada esquina para que a medida que se fuera haciendo mayor, el diablo no la tentase a introducir sus manos por dentro de su ropa o ¡peor! A traer a algún chico a casa. Creció pensando que las animadoras llevaban faldas demasiado cortas y que los besos con lengua podían conllevar un embarazo no deseado. Con unos padres tan controladores que la mantenían en la ignorancia, Eliza fue despertando. Estaba reprimida, y esa represión tan dura por parte de ellos hizo que ella sintiera curiosidad. Todas sus amigas habían probado el alcohol, el tabaco e incluso habían tenido sus parejas. Lo que empezó como simples preguntas, acabó en un afán de experimentar, y Eliza se fue rebelando pero siempre en silencio.

Comenzó a salir de casa y cambiarse de ropa al girar la esquina. Comenzó a mentir y decir que se iba con una amiga cuando en verdad aprovechaba para esconderse detrás de los arbustos de cualquier parking a fumar, beber o darse el lote con alguien. Estaba empezando a vivir, a disfrutar todo lo que sus padres nunca le dejaron, y decidió que aquella vida era la que quería. Eliza quería ser libre, hacer lo que quisiera, y sobretodo; decidir por sí misma. Estaba cansada de tener que volver a bajarse la falda al volver a casa, de no hacerse coleta para ocultar los pendientes que se había hecho a escondidas y de leer la Biblia antes de dormir cuando lo que en verdad quería era no dormir por bailar toda la noche. Y por eso un día no volvió a casa. Sandra Dee se había hecho la permanente, calzado unos tacones y mostraba que en verdad podía ser una chica mala, no la niña bien que todos habían creído. Eliza vivió como nunca, sacó su verdadero yo; la chica joven y vivaracha que hasta ahora nunca había sido, pero todo descontrol acaba mal y para Eliza no iba a ser distinto. En el momento que todo se le fue de las manos, decidió volver a ser la joven que había sido toda su vida.

Por tanto, su yo rebelde volvió a la jaula y sacó a la chica perfecta, pero también a la reina de las mentiras. Sigue siendo curiosa, sigue queriendo rebelarse y ser quién de verdad es, pero sabe que tiene los escrutadores ojos de sus padres encima, que un paso en falso tirará toda su mascarada por los suelos y por eso no flaquea. Tiene una fuerza de voluntad envidiable, y aunque todo lo dicho anteriormente pueda hacerla parecer una mala persona, Eliza también tiene sus ideales y convicciones. La educación que sus padres le dieron arraigó profundamente en ella, la generosidad y amabilidad con los demás van intrínsecas en la joven. Tiene muy claro que ser cómo es, y actuar del modo en que lo hace (engañando a todo el mundo, fingiendo ser lo que no es), no la hace ser mala persona.

Aunque pueda parecer una tía rara (porque desde fuera lo parece), en el fondo Eliza es como cualquier chica joven. Que no la hayas visto beber como si no hubiera un mañana, no significa que no le guste hacerlo.

Historia
► Los Selwyn nunca se integraron demasiado en su barrio. Es cierto que su casa estaba perfectamente limpia, que eran un matrimonio muy feliz y que su hija era un modelo de comportamiento, pero eran raros. Y eran raros en el sentido de que esa familia tan normal, tan parecida a cualquiera que saliera en una película americana, eran extremistas religiosos. Todos sabían que ellos acudían a misa todos los días, que intentaban añadir más horas de religión en el colegio al que Eliza acudía y que realizaban desorbitadas donaciones a la iglesia. Mientras todos los niños cursaban sus estudios secundarios, Eliza no salía de casa, tenía amigos pero nadie la llamaba para dar una vuelta y hablar de qué guapos eran los chicos de cursos superiores. Ella había sido educada para ser como copia exacta de su madre, pero ella tenía una curiosidad desmedida por lo que se estaba perdiendo y es lo que hizo que comenzase a portarse cómo lo hacía.

Ashlyn era guapa, la gente le hacía caso, sus padres eran permisivos con ella… Envidia. No debía sentirla, porque ella era una de las pocas que no la consideraban un bicho raro, pero la envidiaba. Eso hizo que empezase a verla como una molestia y a querer dañarla siempre que le fuera posible. En la adolescencia, con todos los cambios que los jóvenes sufren, Eliza espabiló, aprendió a mentir sin sentirse mal y fue cuando sus salidas empezaron a ser todo lo contrario a lo que decía. Tras cumplir la mayoría de edad, Eliza dejó la casa familiar sin decirle nada a nadie. A todos los efectos desapareció, pero sus padres no se mostraron preocupados. ¿Por qué? Porque tenían miedo de que si la buscaban, la encontrasen viva pero yendo por el mal camino. Ellos preferían pensar que su hija estaba muerta a afrontar que podía haberse dejado llevar por el pecado, que el demonio había llegado hasta Eliza. Efectivamente, ella se había ido porque quería huir del matrimonio que tan reprimida la había tenido. Ese tiempo, ella vivió como cualquier otro joven de año sabático, y ese año se alargó para convertirse en dos y tres más. En una noche de descontrol, se dejó llevar por un grupo de amigos con los que ya había coincidido más veces, sólo llegaba a considerarlos conocidos pero entre la nube de alcohol y drogas, para Eliza eran sus mejores amigos.

Al día siguiente despertó, sin recordar nada, pero con un tatuaje debajo del pecho. Era una palabra, y hacía referencia a uno de esos locos jóvenes universitarios. Eliza, horrorizada porque iba a estar marcada de por vida con ese tatuaje, volvió a casa con intención de redimirse. Su madre la acogió con los brazos abiertos y no preguntó nunca qué le había pasado. Su niña había vuelto y mejor que nunca. Más centrada. Con una fe renovada. Visto su comportamiento, la señora Selwyn pensó que su hija no había sucumbido al pecado, pensó que había estado haciendo cualquier buena obra por el mundo, o quizá sólo se auto engañaba.
Otros Datos
Nueva Zelanda

► No quería volver a Auckland, porque allí es dónde todo se fue a la mierda, pero no quería vivir en Melbourne bajo la atenta mirada de sus protectores padres. Sabiendo que Ashlyn estaba aceptada en la universidad, le vendió la moto al matrimonio Selwyn, y entró a estudiar ingeniería Informática, muy lejos de la que era su “mejor amiga”. Y en su misma fraternidad. Y siguen siendo inseparables, pero Ashlyn no se imagina que Eliza no es ni de lejos como se piensa.
¿Cuál es su posición frente al grupo xenofobo?
Ni sí, ni no. A ella no le afecta demasiado, mientras la dejen en paz.



Actualizaciones
► Debido a lo mal que ha sido tratada por sus padres, Eliza está desarrollando un Trastorno Paranoide de Personalidad; cree que todos quieren hacerle daño de algún modo. Sus paranoias le hacen ver a sus padres por la ciudad y huye de ellas a través de las drogas.

► Desde que dejó Elphys y vive en la habitación 2 de la residencia universitaria, ha cuidado menos su fachada de niña perfecta. Incluso perdió su anillo y no se molestó en hacerse con uno nuevo; que cada uno piense lo que quiera.

► No tiene claro qué siente exactamente por su compañero de habitación; ¿odio? ¿Rencor? ¿Atracción? Solo sabe que sea lo que sea, hay demasiada tensión entre ambos y eso solo genera más paranoias y por tanto, una mayor adicción a las drogas.

► Tiene una terrible necesidad de ser el centro de atención causado por el poco cariño que siempre le tuvieron sus padres. Es IMPERATIVO que le hagan caso, y si no lo consigue, se enfada. Es exactamente igual que una niña pequeña en ese aspecto.

► A raíz de la celebración de San Valentín en Rotorua, su trastorno ha ido a peor, igual que su adicción. Llegó a faltar a clases prácticamente a diario, y a pasarse el día de colocón en colocón. Al final su cuerpo no pudo más y el 20 de abril de 2017 sufrió una sobredosis delante de Shane. Ha estado casi dos meses ingresada en el hospital, recuperándose de ello, asistiendo a rehabilitación y a terapia con un psicólogo que evalúa su estado mental. Ahora solo debe ir al hospital para sus sesiones diarias pero duerme en la habitación de la residencia universitaria. Se reincorporará a clase para el segundo semestre del curso.

► PRÓXIMAMENTE...
Auckland






Última edición por L. Eliza Selwyn el Jue Oct 05, 2017 10:25 am, editado 4 veces




Build your walls but you cant keep me out, I'll burn them down

ELISHIA
You held on tight to me 'cause nothing's as it seems:


didn't you calm my fears with a cheshire cat smile?
Universitarios

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
634

PB :
Taylor Swift

Apodo :
Eliza ya es un apodo

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
El lobo feroz

Clase social :
Media

Carrera/ocupación :
ing. Informática

Frase corta :
Karma is a bitch (:

Dato 4 :
nothing's as it seems

Volver arriba Ir abajo

Re: Eliza Selwyn.

Mensaje por A. Felipe Bacardi el Mar Oct 04, 2016 7:29 pm

¡Ficha aceptada!
¡Bienvenido a la familia! Realiza tus registros para obtener color.



Demons
Don’t get too close, It’s dark inside

Ciudadano Trabajador

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
142

PB :
Pb

Apodo :
Apodo

Nacionalidad :
Nacionalidad

Pareja :
Pareja

Clase social :
Clase Social

Carrera/ocupación :
Carrera/ocupación

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.