T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Hydras el Dom Nov 05, 2017 1:53 am

Recuerdo del primer mensaje :

En el lobby de aquella destartalada y gran bodega el encapuchado que aparentaba ser el barquero del inframundo dándoles el paso a un sector de no retorno no había hecho solo eso, ya que también había separado a todos en grupos a diestra y siniestra sin importarle si ya habían grupos formados y gente tomada de las manos y brazos, acá el juego no lo mandaban ellos y después de todo él debía controlar la entrada al infierno por lo que simplemente dividió a la gente y les indició una puerta, una diferente para cada grupo y ese era solo la entrada al intrincado laberinto que los Hydras habían desarrollado en el espacio conseguido, logrando unir un par de bodegas de los costados en busca de tener más lugar para todo.

Lo único que se puede ver al cruzar la puerta es un pasillo poco iluminado, con luces que amenazaban con apagarse. El grupo debía caminar por ese pasillo que contaba con un tapiz descuidado mientras que en algunas partes colgaba dejando ver el yeso detrás, cuadros desalineados y la melodía que no se sabía de donde provenía. Algunos insectos reales como cucarachas y grillos saltaban a cada paso o se arrastraban por las paredes, incluso había ratas huyendo de los nuevos invitados o comiendo algo en una esquina. El pasillo terminaba en una esquina que debía doblar y ahí, a unos cuantos metros, se encontraba otra puerta con un letrero colgando que parecía apunto de caerse, señalando el nombre de aquella habitación. No hubo necesidad de que nadie la abriera pues el chirrido que hizo eco por el pasillo dejó en claro que se abrió sola, invitándolos a pasar....


Aclaraciones:
☠️ Para saber lo que les espera detrás de la puerta, deberán esperar la intervención del hydra encargado.
☠️ Las indicaciones, aclaraciones y actividades se darán en esa misma intervención.
☠️ Bienvenidos a la casa de terror....recuerden: Bajo tierra nadie puede escuchar sus gritos. Buena suerte.
☠️ Que comience el juego.

Miembro Hydra

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
112

PB :
Pb

Apodo :
Apodo

Nacionalidad :
Nacionalidad

Pareja :
Pareja

Clase social :
Clase Social

Carrera/ocupación :
Carrera/ocupación

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Auckland

Volver arriba Ir abajo


Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Jordan T. Rowell el Mar Nov 07, 2017 1:57 pm

Laboratorio
La habitación que se presentaba frente al grupo aparentaba mucho a un laboratoio, pero también a una sala de operaciones o un taller y de cierta forma era una mezcla de aquellos tres lugares. Aún desde antes de que la puerta se abriera ya se podían escuchar los gritos de una mujer pidiendo ayuda y es que dentro de aquel lugar estaba ella intentando escapar de un ¿hombre? La cara de él no se lograba distinguir gracias a una mascara que se veía realmente grotesca, la apariencia era como cuero de chancho pero el tono era de piel humana, la parte trasera es lo que más se distinguía gracias a que iba tras la chica que se arrastraba por el piso de espaldas.

Cuando la chica se dio cuenta del grupo solo se le escuchó gritar "¡Oh! Gracias a Dios que llegó alguien, por favor ayudenme", solo esas palabras hicieron falta para que él notara que estaban allí y se diera la vuelta, mostrando el frente de su máscara, en la cual se veían dos orificios para los ojos, dientes incrustados y algo de sangre salpicada― Miren qué tenemos acá... más pieles para mi colección -tras decir aquello se apresuró a una pared para presionar un botón y automáticamente la puerta se cerró de golpe a la vez que sonó como se bloqueaba, impidiendo que cualquiera de ellos pudiera dar vuelta atrás. Tras aquello se movió un poco más y otro interruptor fue accionado, las luces se apagaron, él gritó, gruñó y se rió malévolamente.

Se encontraban sumidos en la oscuridad por lo que jamás lo vieron acercarse, ni tampoco lograron distinguir si fue solo él u obtuvo ayuda, pero de un momento a otro fueron empujados  -las chicas tomadas y arrastradas- a una pared en donde una de sus manos se vio atada a una cadena que les reducía el movimiento bastante.

Intenten no meter demasiado ruido, quiero hacer cortes limpios en ella -se escuchó fuerte y claro antes de que las luces volvieran, él frente al grupo, se acercó a una de las chicas (Kayleigh) para oler a su alrededor, rozando la mejilla con la máscara y manchándola un poco con sangre― Okey preciosa, ¿dónde estábamos? -preguntó volteando para volver a la chica que estaba en la habitación antes que ellos y que ahora se encontraba más pegada a la pared que antes.
Actividad
☠️ Para salir de la habitación deberán juntar puntos.
☠️ Tendrán que lanzar dados numéricos hasta llegar a juntar 40 puntos.
☠️ Cuando se llegue al número lograrán desbloquear la ayuda necesaria para poder escapar.
☠️ Las lanzadas equivaldrán a pedidas de ayuda, ya sea gritos, intentos de contactar el exterior.
☠️ No pueden atacar a Bloody Face, a menos que quieran que él los ataque de vuelta.


Líder Hydra

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
625

PB :
Michael Clifford

Apodo :
Joker

Nacionalidad :
Estadounidense

Pareja :
no más

Clase social :
Media

Carrera/ocupación :
Lenguas

Frase corta :
The fault, the blame, the pain still there

Dato 4 :
Las pulseras no son por moda

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Hedeon K. Callen el Mar Nov 07, 2017 3:30 pm


oki doki
Mención: Bloody Face. Víctima extra (?
Interacción: Al grupo. Bloody Face.
Dado: 5

La esperanza de la salida empieza a maximizarse a medida que observa el nuevo pasillo al que como parte del grupo ha sido vomitado. No hay bichos, lo que realmente le tranquiliza y, por un leve instante, amortigua parte de la sensación de angustia que es llevada sobre sus hombros. «Ya puedo respirar tranquilo.» canta victoria con una relajación que no conoce precedentes—Decidme que eso que hay a continuación es la salida —pide casi derrotado. Por su parte el cupo ha sido superado -más de lo estrictamente necesario- y desea -más que cualquiera quizá- dar por terminada la partida.

Así que pasa la puerta y lo que vislumbra a continuación le hace desinflarse por completo. Aquello no es la salida y, peor aún, se vislumbra un escenario más funesto incluso que el anterior. La parte buena es que no hay animalitos reptando, la parte mala es que aquel ente carnoso y sangrante da más miedo que Samara. «La sangre salta de una de las suturas y dado el angosto aspecto que predomina en toda su tez, cualquiera sería capaz de verificar que no lo ha hecho un ojo experto.» sentencia con crítica mientras observa las trazas de la máscara compuesta con carne de cerdo. «Puede que el hecho de que la misma piel sea tan gruesa sea la razón de aquel percance, pero debería coger una muestra para determinar efectivamente que eso es exactamente lo que sucede.» su ánimo parece restablecido por la curiosidad creciente de su campo. Estudia cada recoveco del personaje, segundos anteriores en los que se da cuenta de la otra víctima que es protagonista en aquel laboratorio. La cual parece dejada de lado cuando la atención de aquel hombre -si es que puede llamársele así- recae sobre todos.

«Los orificios de los ojos son burdos y propios de la profundidad del cerdo, lo que básicamente delata que aquello es solo una máscara. Sin embargo, tengo que decir que los orificios de la nariz están bien logrados. Pese a que por otra parte no hay la nariz que pensaba que estaría. Así que en una primera instancia, tengo que decretar que esa parte escogida del cerdo, probablemente pertenezca a la piel del estómago.» accede a analizar en profundidad, quizá demasiada, pues se abstrae de buena parte de las palabras que Bloody Face pronuncia.

El click de la puerta le devuelve a la realidad. Atrapado junto a los demás, traga saliva por vez primera—Atrapados —enuncia la obviedad de su estado. No cree con efectividad que vayan a morir allí, pese a que la falta de luz y por ende, dominio de la oscuridad, le dice exactamente lo contrario.

Empujado y maniatado de una mano, suelta un bufido que da a conocer su molestia. «Otra vez no.» piensa privado de su capacidad de movimiento. Intenta en vano liberarse moviendo el brazo, como si esperase que fuera capaz de presentar el número del mago: que escapa de sus ataduras; y, sin embargo, allí se halla cautivo como cualquier otro; molesto al comprobar que aquel ente sangriento se acerca a una de las mujeres—¡Métete con alguien de tu tamaño! —grita y reclama su atención. No es la mejor opción, pero a falta de otras, cree que es idónea como distracción. «Mala idea.» recalca su mente temiendo lo peor.


Elphys:
Líder Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
401

PB :
Corentin Huard

Apodo :
H.

Nacionalidad :
Británica - Neozelandesa

Pareja :
Un tesoro escondido

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante de Medicina

Frase corta :
Kia Kaha

Dato 4 :
Me apoyo en una muleta

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por L. Eliza Selwyn el Mar Nov 07, 2017 7:26 pm

Look
Mención: Jordan, Hedeon, Reggie, Kay, Will, Naomi.
Interacción: Grupo y Jordan + pnj golpeado
Dado: 4 (9/40)

Hedeon fue quien ocupó el lugar de Eliza eligiendo entre cofres cual tenía pinta de albergar la llave. Entretanto, la rubia fue esposada con los brazos en alto. En principio no fue molesto… Era peor sentir la peluca empapada, y toda aquella sangre traspasando hasta mojar su propio pelo, el líquido quedándose seco en su propia cara y poco a poco darse cuenta de que necesitaba soltarse porque le empezaban a doler los hombros y las muñecas. Al menos tuvieron suerte y el chico que siguió a Hedeon logró dar con la manera de salir de allí aunque fuese a cambio de una nutritiva cena a base de bichos.

Al ser liberada, se frotó con las manos las zonas más sensibles por las amarras, pensando que ojalá no llegasen a dejarle marca de ningún tipo, mientras procedían a continuar por el pasillo que les indicó Samara.- ¿Qué coñ…?- Preguntó al notar cómo alguien se le agarraba al brazo, dispuesta a defenderse y deshacerse de la presencia en cuestión, pero luego se dio cuenta de que era otra de las compañeras de su grupo que se había aferrado a ella mientras caminaban en dirección a lo desconocido y se relajó visiblemente.- Cuidado que mancho.- Avisó en voz alta a todos para que no se acercasen más de la cuenta si no querían acabar con una preciosa decoración carmesí sobre sus disfraces. Quizá a Hedeon o a la Siren no les importaba demasiado, igual que al rubio que había encontrado la llave (dado que iba de negro), pero por ejemplo a Pretty Woman no le quedaría bien el remake zombie si se manchaba de sangre.

Observó fijamente todo lo que la rodeaba a duras penas. La penumbra era demasiada como para distinguir detalles característicos más allá del suelo que pisaban, y el nombre del laboratorio en el que ahora se adentraban. Eliza, orgullosa seguidora de las películas dónde las vísceras y la sangre estaban a la orden del día, logró no retroceder al ver que el nuevo monstruo se percataba de que había llegado el grupo. Las luces entonces desaparecieron, el agarre de la chica calavera también, y otras manos mucho más fuertes intentaron llevarse a la rubia, pero ella no lo permitió.- No me toques.- Siseó, comenzando a moverse justo antes de lanzar un codazo a la persona que estaba intentando arrimarla hacia la pared. No sabía a quién había pegado, pero se recuperó tan rápidamente que cuando Eliza quiso lanzar el siguiente ataque a la oscuridad, su mano estaba presa de una nueva esposa. Al menos ésta se encontraba anclada a la pared y a una altura normal, así que podrían moverse con cierta libertad (o al menos eso pensó en el momento que las luces se encendieron de nuevo).- Intintin ni hicir riidi…- Le imitó burlonamente.- Wow campeón, has tenido que apagar las luces y esposarnos porque si no, no puedes con todos eh. Capaz y te sentirás orgulloso.- Soltó una risa despectiva. La adrenalina se le había disparado en un momento.




Build your walls but you cant keep me out, I'll burn them down

ELISHIA
You held on tight to me 'cause nothing's as it seems:


didn't you calm my fears with a cheshire cat smile?
Universitarios

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
511

PB :
Taylor Swift

Apodo :
Eliza ya es un apodo

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
El lobo feroz

Clase social :
Media

Carrera/ocupación :
ing. Informática

Frase corta :
Karma is a bitch (:

Dato 4 :
nothing's as it seems

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por William K. Lovelace el Miér Nov 08, 2017 4:56 pm


Outfit sin las gafas
Interacción: Todos
Puntos: 4 (13/40)

A pesar de lo nutritivo de la cena, empezaba a pensar que aquello no terminaba allí y que había algo más añadido, pero parecía que no, que la chica del pozo los iba a dejar marchar como había prometido, por lo que siguió al grupo intentando no pensar en lo que acababa de pasar. Realmente había creído que sería peor de lo que había sido al final, ya que de haber estado vivos o sin cocinar, otro gallo habría cantado, pero había sido bastante soportable, más de lo que admitiría en voz alta, aunque al escuchar a una de las chicas (Kayleigh) le sonrió y asintió, aceptando un chicle de los que le ofrecía. - Gracias, esto servirá. - Sólo esperaba que lo que hubiera a continuación no le revolviera el estómago o el resultado sería catastrófico.

Un pasillo, una puerta cerrándose y oscuridad, en la que sintió que alguien lo arrastraba y lo encadenaba a la pared de una sola mano antes de que las luces se volvieran a encender. - Voy a terminar por cogerle gustillo a las esposas. - En esa ocasión tenía un brazo libre y eso le facilitaba un poco los movimientos, pero tampoco era de mucha ayuda porque la cadena no era excesivamente larga. Cuando vio la cara de aquel tipo ahogó una risa. - Qué guapo eres. ¿Dónde te has hecho esa cirujía? Lo digo para no ir nunca. - Pero el verlo tan cerca de la chica que había sido tan amable con él, a pesar de no conocerla de nada, hizo que tirara con todas sus fuerzas de la cadena, molesto. - Sabemos que tienes envidia porque ella es guapa y tú no, pero las manos quietas.


Miembro Dragon

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
295

PB :
Neels Visser

Apodo :
Will

Nacionalidad :
Inglés

Pareja :
Pareja

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Criminología

Frase corta :
F. U. Sophia

Dato 4 :
Futuro duque

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Kayleigh E. O'Donoghue el Miér Nov 08, 2017 5:06 pm

walking down the street ♫ 
Interacción: Grupillo + Hombre que quiere coleccionar pieles.
Dado: 6 (19/40)

He tenido suerte, podría decirse, de no haber sido bañada en sangre, dientes o bichos, pero la oscuridad del pasillo que nos guía a otra habitación no me da buena espina porque la oscuridad no es que de mucha confianza. No soy la única porque Luigi también está deseando irse y asumo que el comebichos debe estar queriendo ir y enjuagarse pronto para quitarse el sabor. —Creo que no, no tiene pinta de serlo— respondo antes de que demos un pie dentro para comprobar, efectivamente, que no es el escape que estábamos buscando. —Solo espero que no haya otra Samara— nunca fui fanática de esa película y ver una imitación en vivo y en directo no ha ayudado en nada a mi desprecio por el film. Desprecio es una forma de llamarlo cuando en realidad lo que me pasa es que me cago de miedo cada vez que la veo a pesar de que ya tenga sus buenos años. 

Trago saliva al ver un atisbo de lo que está delante de nosotros y me recorre un escalofríos al escuchar los gritos. Quiero decir algo, pero me quedo quieta en mi lugar cuando lo que está persiguiendo a la chica se da vuelta mostrando un rostro digno de esta noche terrorífica. Los escalofríos regresan y siento los vellos de mis brazos erizarse cuando la luz nos priva de la visión. Quiero moverme y pegarme a alguno de los de mi grupo, pero siento una mano tomarme el brazo y arrastrarme por la oscuridad. Grito de un modo similar a la chica que ya estaba aquí y me quedo sin habla cuando los interruptores se activan generando luz en la habitación nuevamente. 

Cierro los ojos con fuerza cuando lo veo acercarse y trato de moverme, pero las cadenas me privan el movimiento. ¿Por qué carajos tienen que atarnos en cada maldita habitación? Al menos aquí es solo una así que la otra la tengo bastante libre, aunque no creo que sea buena idea hacer algo contra el hombre de rostro chamuscado y menos teniéndolo tan cerca. Siento la humedad en la mejilla de lo que sea que tuviese él en su rostro y trago saliva asqueada. —A estas alturas solo vas a oler transpiración—  Mis compañeros en esto reaccionan con enfado en lugar de miedo y yo abro la boca dispuesta para decir semejante tontería. —Puedes sacarnos la piel y todo lo que tu quieras, pero eso no reformará la tuya— no sé si son las palabras de Luigi, las del rubio o las de Eliza las que me impulsan a decir eso en lugar de solo acobardarme o comentarle algo carente de sentido como lo anterior del sudor. Culpemos a la reacción lucha-huida que en esta ocasión mi cerebro ha decidido decantarse por lucha en lugar de la huida. Me paso la mano libre por la cara para limpiármela, pero no es una buena idea porque hacer eso me da un pequeño tirón en el brazo.



pss:
 
Miembro Centaur

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
436

PB :
Emily Didonato

Apodo :
Kay

Nacionalidad :
Irlandesa

Pareja :
Pareja

Clase social :
Clase media

Carrera/ocupación :
Futura maestra

Frase corta :
Galway Girl

Dato 4 :
Hola, quiero tramas <3

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Hedeon K. Callen el Miér Nov 08, 2017 6:48 pm


oki doki
Mención: Bloody Face.
Interacción: Al grupo.
Dado: 1 (20/40)

Percibe movimiento en cada uno de sus acompañantes, los cuales son participantes de aquel extraño -aunque ameno- grupo. En el recinto anterior,  el miedo era un marco presente en cada uno de sus músculos; en este -en cambio- no hay ni rastro del susto expuesto, ni de la frustración que cargaba sobre los hombros. Aquel espectáculo cargado de sangre y asco qué, para aquellos que no tienen el estómago necesario para soportarlo, vomitan, es sinónimo de curiosidad para con el moreno. Curiosidad que acoge un resultado amorfo ante las acciones de Bloody Face, provocando más ira y necesidad de apartarle de la víctima que aquel extraño ha tomado como rehén. Quiere su cabeza que piense que no se trate de un miembro más en aquel staff, quiere su cabeza pensar que se trata de otra participante más, qué se ha quedado atrapada en la misma habitación mientras sus compañeros avanzaban.

La voz de Eliza burlándose del maníaco seguida de las palabras de William le hacen soltar el aire que cargaba en sus pulmones. En una situación auténtica y vivaz no debería querer reírse, a decir verdad, el enmascarado le infunde respeto y miedo; pero el ánimo grupal actúa como un bálsamo para su parálisis y temblor interior. «Ya lo dicen a menudo, pero ahora lo creo de verdad. La risa es el mejor enemigo contra el miedo. Hacer de la situación una variable cómica ayuda a mitigar cualquier nerviosismo oculto bajo la piel.» cavila segundos anteriores a escuchar el reclamo de Kayleigh. Todos a una, ninguno da menos y no sé que es lo que verdaderamente le asombra del conjunto, porque ve unidad entre una mayoría compuesta de simples desconocidos. «Somos extraños, trabajando codo con codo.» piensa mientras tira de nuevo de la esposa tensando el agarre.

Si tiramos todos a una puede que logremos salir de esta —murmura con ánimo observador sin dirigirse a nadie en concreto. Todos son informados y pueden hacer con su opinión lo que les parezca—. No podemos dejar que él se salga con la suya —añade en lo que intenta dar una nueva dosis de ánimo grupal.


Elphys:
Líder Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
401

PB :
Corentin Huard

Apodo :
H.

Nacionalidad :
Británica - Neozelandesa

Pareja :
Un tesoro escondido

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante de Medicina

Frase corta :
Kia Kaha

Dato 4 :
Me apoyo en una muleta

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por K. Reggie Cobain el Miér Nov 08, 2017 9:05 pm


I'm dead, wanna hook up?
Mención:
Interacción:
Dados: 5 (25/40)

Me lleva la... —quejumbrosa, miró a su alrededor cuando llegaron a la nueva sala. El intento de Michael Myers que se encontraba ahí frente a ellos le causó aversión y cuando la otra mujer gritó, dio un salto hacia atrás, instintivamente viendo la puerta por la que habían entrado. Las palabras de Hedeon no le sirvieron de mucho aliento, pero trató de mantenerse a raya. ¡Claro que estaban encerrados! No habría tenido mucho sentido que dejaran la puerta abierta.

Las luces se apagaron y sintió como fue arrancada de la "seguridad" del brazo de Eliza. —¡Oh, maldición, que no soy de trapo! —escupió, tratando de zafarse del agarre de quien quiera que fuese, pero todos sus intentos fueron en vano; nuevamente se encontraba esposada y un suspiro de resignación se le escapó, tenía buena tolerancia con el dolor, pero aquello no le restaba incomodidad al asunto. Las luces volvieron y tuvo que encerrar los ojos por sólo un par de segundos, luego se dio cuenta de que el resto del grupo estaba en las mismas condiciones que ella. —Qué asco, por favor. ¡Déjala en paz! —le gritó al observar la cercanía entre él y Kayleigh, luego observó a William, cuyo comentario (de nuevo) logró sacarle una risa. —No sé para qué pides silencio, es claro que ni si quiera sabes lo que haces... habrías hecho una mejor máscara —bufó, rodando los ojos y sacudiendo la cabeza en negación. —Hasta Ed Gein se esforzaba con lo suyo, tú pareces un teratoma. —fingió estremecerse ante su propio comentario.



Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
99

PB :
Cami Morrone

Apodo :
Karma

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Lo maté

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Astrofísica

Frase corta :
[No se calla nunca]

Dato 4 :
Motociclista reconocida

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Jordan T. Rowell el Jue Nov 09, 2017 3:16 am

Laboratorio
Este grupo a diferencia del anterior parecía ser algo más rudo o al menos tenían la adrenalina suficiente corriendo por sus venas como para que se vieran tan afectados, aunque hay que decirlo que el grupo anterior si que había sido fácil/débil, pues habían acabado llorando casi todos, así que no le molestaba realmente que algunos le dieran pelea, pero dentro de personaje era otra cosa, Bloody Face no podía permitir que se rieran en su cara... o en su máscara, por lo que fue por su cuchillo y se acercó a ellos― Pues esta es solo mi máscara, no mi rostro, no se preocupen -explicó con una voz algo gutural mientras hablaba lentamente-, lamentablemente al despellejar el rostro este suele deformarse por lo que es algo difícil mantener la belleza general, pero a mi me interesa otra cosa, la belleza de una piel no depende de la belleza de un rostro, aunque podría probar con el tuyo -se posa frente a William y baja hasta su altura antes de pasar el cuchillo por su espalda y mancharlo con sangre sin que lo notaran antes de pasarlo por la parte baja del mentón del rubio, por derecha y por izquiera. Aquella herramienta solo dejaba sentir un frío molesto y la humedad que dejaba a su paso, por lo que se preguntaba cuanto tardarían esta vez en notar que era un corte falso, a veces la misma adrenalina no dejaba identificarlo-. Unos cortes por acá y podía solo jalarla y ver si queda algo mejor que esta -rió antes de alejarse y acercarse al otro chico para hacer lo mismo-, tu rostro también podría servirme como nueva máscara.

Resopló al ver que al parecer todos estaban bastante habladores por lo que buscó en su bolsillo un pequeño aparato con un botón el cual levantó en alto y presionó para activar la corriente conectada a los grilletes. Cuando el presionaba el botón estos desprendían cargas electricas, nada que fuera a hacer verdadero daño, pero si que los sobresaltaría por la sorpresa, dudaba que alguno pensara que aquello fuera posible. Los nervios y el que se encontraran alterados era su mejor amigo pues su percepción de la realidad cambiaba lo quisieran o no.

No se preocupen por necesitar puntadas... de todas formas morirán -comenzó a reir antes de volver a presionar el botón antes de guardarlo y volver hacia la chica que estaba antes que ellos allí, la cual lloraba en su rincón. La tomó en brazos haciendo que esta pataleara y gritara con más energías para amarrarla en una de las camillas para cadáveres que allí había presente, si él no podía alterar a los presentes los gritos de esa chica de seguro lo harían, por lo que se movió en dirección a otro cuchillo con el cual hizo lo mismo pero esta vez lo paso por un brazo de la muchacha en el lado opuesto del grupo de personas para que no pudieran ver los cortes pero si el como comenzaba a gotear al sangre mientras ella se quejaba, lloraba y se removía.


Líder Hydra

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
625

PB :
Michael Clifford

Apodo :
Joker

Nacionalidad :
Estadounidense

Pareja :
no más

Clase social :
Media

Carrera/ocupación :
Lenguas

Frase corta :
The fault, the blame, the pain still there

Dato 4 :
Las pulseras no son por moda

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por L. Eliza Selwyn el Jue Nov 09, 2017 7:23 pm

Look
Mención: Jordan, Hedeon, grupo.
Interacción: Todos, Jordan.
Dado: 3 (28/40)

Quizá era insensato y temerario, pero no podía evitarlo. Aquella parte de sí misma que quedaba apagada tras la dosis se medicación diaria había aprovechado la noche de los muertos para salir a jugar. Toda la tensión y el nerviosismo que había acumulado en el cuerpo durante el paso por la sala anterior había logrado aquello… Había una manera muy sencilla de relajarse, simplemente con dejar que el villano del laboratorio se acercase a ella más de lo debido y que Eliza le propinase un par de golpes.

Pero fue más inteligente de lo que parecía y tras las numerosas provocaciones del grupo, fue a atacar al joven Dragon. Debido a la penumbra, no se podía ver correctamente, pero sí logró atisbar cómo pasaba el cuchillo por el cuello del rubio y dejaba un leve rastro carmesí tras su paso. Antes de que su lengua reaccionase, instándole a que taponase los cortes con la mano para evitar desgracias, unas corrientes recorrieron las cadenas que mantenían a los integrantes atados. Por un momento, la rubia no estaba en la casa del terror Hydra, su mente la transportó meses atrás, al medio de la jungla rodeada de soldados de Kyeema mientras se acobardaba pensando que iban a por ella.

Y cuando volvió en sí, pensó que no iba a ser igual, que no volvería a temer lo que había temido allí. Que se había tenido que andar con cuidado para no ver a las dos personas que más quería heridas por su culpa, pero allí no estaban ellos para sujetarla, o para pedirle calma.- ¿Quieres freírnos a calambrazos antes de despellejarnos? ¿No tienes el valor de hacerlo mientras podemos defendernos de ti o qué? Vaya, chicos, nos ha tocado el asesino cagueta.- Continuó lanzando pullas hacia él mientras tiraba de la cadena como había dicho Hedeon.- Quizá si encontramos algo con lo que hacer palanca, podamos desclavarla de la pared.- Sugirió.- Pero el primer golpe es mío…- Avisó con una sonrisa perversa de sus intenciones si lograban soltarse.




Build your walls but you cant keep me out, I'll burn them down

ELISHIA
You held on tight to me 'cause nothing's as it seems:


didn't you calm my fears with a cheshire cat smile?
Universitarios

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
511

PB :
Taylor Swift

Apodo :
Eliza ya es un apodo

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
El lobo feroz

Clase social :
Media

Carrera/ocupación :
ing. Informática

Frase corta :
Karma is a bitch (:

Dato 4 :
nothing's as it seems

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Hedeon K. Callen el Vie Nov 10, 2017 12:27 pm


oki doki
Mención: Bloody Face.
Interacción: Al grupo.
Dado: 6 (34/40)

Palabras que ofrece Bloody Face en relación a la piel de William parecen no tener un punto culminante: en que la explicación finalmente sea capacitada en el término concluso. Y no le toma el significado adecuado hasta que sus ojos persiguen el cuchillo del maleante, hasta que sus ojos encuentran cierta humedad de un color bermellón en el mentón ajeno. Tono que definitivamente le exalta. «Pero, ¿Qué?» se pregunta componiendo el puño en su mano encarcelada, tirando dos veces de la cadena con la tentativa de liberarse. «Detener la hemorragia con un paño limpio. Que aquí... probablemente no encuentre.» empieza a cavilar respecto a la intervención a hacer. Teoría pura y dura, que luego tuvo que llevar a la práctica innumerables veces.
Más al encontrar al maníaco del cuchillo delante de él, todo lo cavilado queda olvidado. El tacto del filo es frío, la humedad decretada en su cuello es palpable y, cuando la izquierda toca la extensión y las yemas de los dedos se manchan de aquella humedad: empieza a preguntarse porqué no le duele. «No me duele, ¿Por qué no me duele?» la mano vuelve al cuello, los dedos escrutan su piel y no encuentran corte alguno. «Solo es sangre.» determina con una calma que definitivamente no debería de percibir. «La vez anterior no analicé la situación y casi lo mato. Hoy, cuando me pasa, soy capaz de abstraerlo.» denota incapaz de entender que ha variado desde el atentado del doce de agosto.

La corriente le hace dar un salto, le activa como una cobaya con la que se hace experimentos en un laboratorio. Alcanza a morderse la lengua, a sufrir el sabor ferroso en las papilas gustativas. Gira la cabeza -rápidamente- de derecha a izquierda; una, dos y hasta tres veces consecutivas. No le ha gustado aquel impulso eléctrico—Esto no es divertido —susurra antes de negar de nuevo con la cabeza. Las palabras de Eliza son escuchadas de fondo y una pequeña, aunque nerviosa, sonrisa aparece en sus labios—Y no tiene sentido lo que hace —añade a la perorata de la rubia -ahora morena por el disfraz-—. Si de verdad quiere nuestras pieles, le interesa conservarlas en el mejor aspecto posible para que sean más maleables —explica y chasquea la lengua—. No le veo sentido en querer pieles quemadas —finaliza antes de volver a sentir el impacto de la electricidad sobre su cuero cabelludo—Esto empieza a ser molesto —declara soltando con fuerza por las paletas nasales. «Definitivamente tendré cuidado cuando tenga que utilizar un desfibrilador.» argumenta su cabeza en respuesta a la sensación que ha quedado como residuo de los impulsos eléctricos.

Es quizá el cambio que hace de atacar a uno de los suyos a hacerlo con aquella muchacha lo que le hace tirar de una cuarta vez de la esposa—¡Déjala en paz! —exclama empezando a tirar con insistencia de su cadena. «Está perdiendo mucha sangre, está perdiendo mucha sangre. Hay que taponar la herida. Hay que hacer algo.» convencido de ello sigue tirando, una y otra vez sin descanso.


Elphys:
Líder Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
401

PB :
Corentin Huard

Apodo :
H.

Nacionalidad :
Británica - Neozelandesa

Pareja :
Un tesoro escondido

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante de Medicina

Frase corta :
Kia Kaha

Dato 4 :
Me apoyo en una muleta

Volver arriba Ir abajo

Re: T.G. 7: Casa del terror Hydras ⇢ Grupo 3

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Auckland

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.