Últimos temas

"Flying Tater Tots" | Grupal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Izzy Searancke el Jue Oct 05, 2017 2:53 pm

Fecha: 4 de octubre de 2017

~

Una semana completa había dormido Izzy enrollando en un saco de dormir bajo su escritorio en la oficina improvisada que se había armado en el invernadero. Demasiados días encerrado mirando plantas, sacando fotos, tomando notas. Comiendo lechuga. Dios... lechuga. La palabra incluso se había tornado odiosa y desconocida, en cada una de sus sílabas. Dentro de sus vísceras sentía una especie de medio inconmensurable que no le permitía pisar fuera del invernadero. Toda su vida vivió con su padre, el profesor Searancke de Cálculo y Álgebra, y ahora lo habían abandonado a su suerte. En este caso —y como había pasado con muchos antes de Izzy— el hambre era un extraño y poderoso catalizador de sentimientos.

Con valentía insuflada sobre su existencia, Izzy infló el pecho, tomó un taco de hojas que había escrito la noche anterior, se puso sus zapatos de caminar y tomó el macetero con un hermoso ejemplar Dionaea Muscipula —o venus atrapamoscas— y se dispuso a salir del invernadero, en dirección a la cafetería. Sólo había estado una vez antes en la cafetería. Por supuesto, perdido.

Disculpa... —masculló sintiendo como la voz apenas le salía de su garganta poco lubricada. Había estado en silencio por días y la primera vez que probaba su voz en tanto tiempo. Se le había atrofiado un poco el habla. Carraspeó la garganta demasiado fuerte. —Disculpa. —dijo más compuesto, a un joven rubio que estaba frente a él, haciendo fila para pagar su almuerzo. —Es que... —tomó aire y miró su Venus. Si ella podía había podido sobrevivir en un ambiente hostil hasta el día cero, Izzy también podría. —Mira, es que estoy buscando un alquiler. —le dijo fingiendo ser amigable. —Donde sea. Sólo necesito espacio para mis plantas y una conexión a Internet. Me puedo alimentar a mi mismo. —le extendió un panfleto. Sonrió. Dejó de sonreír. Sonrió de nuevo. Su reloj de Power Rangers sonó entonando la canción de la primera temporada. Dejó de sonreír de nuevo. —Si sabes de algo, puedes llamar al número que está al final de la página. —entonó nuevamente. —En realidad, cualquier cosa m...—fue interrumpido de golpe cuando un chico más grande de tamaño lo empujó sin querer, haciendo que Izzy cayera de rodillas al suelo, tirando la maceta de su venus.

¡No! ¡Ten cuidado! —dijo desesperado, tirando los panfletos al suelo y comenzando a meter la tierra de hojas regada por el suelo dentro del macetero, esperando que no se muriera la Venus. —Condenado Afarensis. —reclamó, enfadado, con los ojos empapados en lágrimas. El chico que lo empujó se rió y pasó por encima de la Venus, pisándola con su enorme pie de Australopithecus.

La cara de Izzy se deformó. Su alma escapó una fracción de segundo de su cuerpo, y tomó su forma astral. Luego el alma volvió al cuerpo de Izzy, en forma de ira. Izzy pegó una especie de grito de guerra y le robó la bebida al chico rubio con el que estaba platicando, y se la tiró en la nuca al Afarensis con vaso incluido.

Habiendo hecho esto, un nuevo grito de guerra se escuchó al otro lado de la cafetería y pronto la comida volaría como fuegos artificiales de sodio.

Izzy se bloqueó. Había vuelto a tomar su forma astral.
Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
204

PB :
Matthew Noszka

Apodo :
Izzy

Nacionalidad :
Neozelandés

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante

Frase corta :
-

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Kenneth Rivers el Sáb Oct 07, 2017 10:31 pm


La ocupada semana de Kenneth no estaba yendo del todo bien, por una parte había tenido dos noticias bastante fuertes de muertes de personas cercanas a Amethyst y la acompañó en su pena, pero lo que la chica no sabía es que por su parte también le había afectado bastante el hecho de que aquellas personas ya no estuviesen más en la vida. Distinto de la percepción que podían tener las personas en general, el castaño estaba lejos de ser alguien embriagado con su fama, más bien solía ser una persona mucho más cercana en general con los sentimientos de las personas y de otros seres en general, era por ello que siempre estaba involucrado en distintos tipos de cosas que tuviesen que ver con la beneficiencia y con el hacer el bien por los demás.

Todo parecía estar en orden aquel día, la primavera hace poco había llegado a Auckland, a pesar de que el clima estaba un tanto cambiante, algunos días el sol brillaba como nunca en lo alto del cielo Neo Zelandés y otros parecía que el invierno aún no se había ido del territorio nacional, pero aquel día Kenneth se había propuesto que nada podría echar a perder el momento que había decidido volver a estar bien y poner en orden todas sus actividades. En la tarde tenía que ir al estudio de grabación, por lo que en la mañana decidió ir a ver al rector de la Universidad con la intención de presentarle el informe de cómo iba resultando la beca que había decidido dar a todo aquel que cursara una carrera relacionada con el cine. Aquel año era decisivo porque si el piloto de la beca salía bien se podría replicar los años venideros, fue por aquella razón que el informe que había preparado tenía cada detalle de los avances de los estudiantes y de cómo el ser un patrocinador cercano también ayudaba con el desarrollo integral de los futuros profesionales.

El castaño estaba convencido de que ya nada podía salir mal, el rector había quedado bastante contento con el trabajo que estaba realizando Kenneth con la persona beneficiada y además de prestar algunos servicios para la universidad cuando lo necesitaran, clases de actuación o de cómo enfrentarse a un público y olvidar los nervios, fue por ello que decidió comer en la cafetería, los alumnos ya estaban acostumbrados a verlo por allí, así que cualquier posible alboroto respecto a que su figura estuviese allí estaba completamente controlado. Por otro lado seguridad del campus ya había hecho lo suyo en las ocasiones que había ocurrido aquel altercado, pero no había podido prever lo que aquel día sucedería. Estaba realizando la fila tranquilamente, saludó cordialmente a las señoras que repartían la comida cuando sintió que algo frío se había posado en su nuca, palpó la parte de atrás de su cuello y lo que tenía era una poco de ensalada que habían servido como especial de miércoles.

Se dio media vuelta y había una espantosa guerra de comida, las señoras que lo habían atendido estaban con los brazos cruzados sin ver lo que estaba sucediendo allí, el castaño las increpó con la mirada esperando que llamaran a seguridad de la universidad, pero con la cabeza negaron “Estos chiquillos no aprenden” “Hay que esperar que se calmen” dijo la segunda. Estupefacto volvió la mirada a la batalla que allí se estaba llevando a cabo, comida iba y venía a destajo y la fila detenida sin poder hacer nada más que esperar, porque tampoco servirían más alimento hasta que aquello se detuviera, sino la situación no haría más que incrementar su tamaño.

Pero ellos no eran los únicos detenidos, en medio de la situación un chico estaba congelado, parecía que no sabía muy bien qué hacer ni cómo actuar, lo único que pensó el castaño era que había que sacarlo de allí, no podía estar en medio del fuego abierto, alguien podría aprovecharse de tal situación y golpearlo no necesariamente con comida. Intentando cubrirse logró llegar hacia él y vio como a su lado había una maceta con tierra a su alrededor y unas plantas evidentemente maltratadas, además de unos panfletos que no se leían con claridad lo que decían ya que estaban totalmente malogrados con alimento encima.

-¡Hey! ¿Estás bien? No puedes quedarte aquí, necesitas salir, vamos.- dijo en un tono audible, pero el chico no parecía escucharlo, se agachó y tomó la maceta entre sus manos, los demás parecían tan ensimismados en su pequeño juego que ni siquiera notaron cómo se llevaba al chico de allí y fue un alivio al menos para Kenneth, era una persona bastante pacífica, pero no permitiría que pasaran por encima de alguien.- ¡Hey! ¿Estás aquí? ¿Estás bien? ¿Necesitas algo?- Le dijo nuevamente al rubio en el momento en el que estuvieron en un lugar más seguro.


Ciudadano Famoso

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
113

PB :
Thomas Doherty

Apodo :
Ken

Nacionalidad :
Estadounidense

Clase social :
Media-alta

Carrera/ocupación :
Actor

Frase corta :
Just smile.

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Richard C. Wilde el Miér Oct 25, 2017 1:20 pm

Los días se hacían cada vez más pesados y tediosos, la situación con Viktor no evolucionaba y sentía que lo estaba perdiendo. Estaba muy mal, no sabía qué hacer… lo único que podía hacer era no comer, el apetito se le había ido por completo y aunque sabiendo las implicaciones fisiológicas que llevaba el no ingerir alimentos, nada de eso le importaba. Había estado mal en el trabajo por la fatiga que acarreaba por el ayuno prolongado y había sufrido un par de desfallecimientos por la misma causa; y de eso se había enterado Kenneth, a causa de sus compañeros de trabajo que buscaban cualquier excusa para hacerle la vida imposible al Galés.

Por lo tanto Kenneth le había dado una reprimenda por no comer y aquel día el actor le había pedido, casi obligado a que almorzara con él en la cafetería y decidió que le haría caso. En la mañana había estado en el hospital, donde por poco lo habían dejado internado por su aspecto y había recibido un regaño de parte de la médico en jefe que notó casi de inmediato que se trataba de una falta de alimentación prolongada. De hecho le recordó que si no se alimentaba, su trabajo se iría de sus manos por la falta de masa muscular.

Resopló fuerte y decidió que le haría caso a su amigo y aprendiz de baile; dirigiéndose a la universidad para almorzar con él en el la cafetería. Llegó antes de la hora acordada y compró su almuerzo para conseguir una mesa. Se sentó con el pavo a la plancha y la ensalada que se había comprado y esperó la aparición de Ken.

Pasados unos minutos notó a un chico rubio con una Dioneae en una mano y en la otra unos papeles, pero no prestó más atención a lo que pasaba, le dolía la cabeza y su estómago comenzó a gruñir por el olor a comida del recinto. Nada lo habría hecho sospechar de lo que ocurrió a continuación. El chico de la Venus atrapamoscas estaba de rodillas en el suelo, la planta a unos centímetros de él, para luego ser pisada por un idiota que se notó fue a propósito. Richard se levantó, con el ceño fruncido en dirección a la escena que estaba aconteciendo. Pero todo pasó muy rápido, el chico de la planta le lanzó un vaso de gaseosa al asesino de la Venus y entró en un estado de trance; le llegó en el transcurso del camino unas albóndigas en la cabeza, dejándolo todo sucio. ¡¿Qué mierda les pasa, trogloditas!? –exclamó y vio al actor llevándose a dueño de la Venus hacia un lugar seguro. A quienes siguió con sigilo, dejando tras él una catástrofe de comida.

¿Ken, qué mierda está pasando? –le preguntó actor y luego observó al chico en trance– ¿Quién es él? –preguntó y observó por si no los habían seguido.

Sublíder Centaur

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
300

PB :
Louis Tomlinson

Apodo :
Rick

Nacionalidad :
Galés

Pareja :
Viktor A. Khorkava

Clase social :
Clase Baja

Carrera/ocupación :
Medicina/stripper

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Izzy Searancke el Lun Oct 30, 2017 5:46 pm

Los ojos de Izzy perdieron color por algunos segundos. Su estado de catatonia original causado por la gran pérdida había sido perdido finalmente. Se su bolsillo, sin mediar palabra, sacó una navaja inglesa, mirando a Kenneth directamente a los ojos. Con el forcejeo de su índice y corazón, sacó el sacacorchos de su compartimento. Miró al infinito, varios segundos, bloqueando cualquier estimulación a cualquiera de sus sentidos. Y la aparición de Richard solamente marcó el pistoletazo de salida. Enseñando los dientes y las encías, en una mueca canina de violencia, se abalanzó contra el gran chico que había osado asesinar a su mejor amiga, tirándolo al suelo de una patada por la espalda. Le pisó la columna vertebral, y antes de darle espacio al respiro, le hincó la rodilla en la nuca y lo comenzó a apuñalar repetidas veces con el sacacorchos en la parte trasera del cuello. Los huesos de las vértebras se astillaban mientras desenroscaba el sacacorchos de la herida, y la gelatina de carne resbalaba por el cuello de víctima hasta tocar el suelo.

Izzy. —dijo saliendo de su trance, cuando Richard le había preguntado a Kenneth de quién se trataba él. Su fantasía se desvaneció al igual que su estado astral. —Me llamo Izzy. Y esa era mi Venus. Y también esos son todos mis avisos. Estaba buscando un lugar para alquilar. —suspiró, viendo como los destrozos iban y venían expresados en forma de comida rápida de cafetería. Suspiró. —Ya no hay caso. —dijo. —Está muerta, mírenla. —enseñó el labio inferior, apuntando con el dedo índice su plata pisoteada en el suelo. —Trabajé mucho en hacer que se viera tan grande. —dijo frustrado. —Casi un análisis de suelo cada seis horas. Es mucho trabajo. —le aclaró a los chicos.

Pero la calma acabó de golpe cuando una fritura de papa chocó con el rostro de Izzy, en mitad de la cara. Todo el tiempo —o la mayor parte de este— Izzy era un ser de luz, calmado, curioso. Era la expresión humana de todo lo que significaba ser puro, curioso y bien intencionado. Pero la papa en la cara fue la gota que rebalsó un vaso que se había llenado de odio. Miró a los ojos a su atacante, que resultaba ser el mismo que había asesinado a su Venus. Tras sus ojos, infectando su sentido de la audición, la canción de Kill Bill hizo que se activara su sentido de la selección natural. Acabaría con él.

Con pasos firmes, cortos y decididos, Izzy se acercó al troglodita y le dio un empujón por la espalda, haciendo que todo el mundo de la cafetería se quedara en silencio. Izzy entendió, con esa reacción de todos, que se había metido con un pez gordo. Izzy examinó: brazos anchos, espalda grande, cara de cierta endogamia y algunos rasgos que acusaban el abuso de esteroides. Sí. Se había metido con una de las bestias de Auckland. Pero estaba decidido a cobrar su venganza y a que las reglas de la sociedad civilizadas no pasaran como aguadas por la vida de aquel troglodita. Con el chico aun de espaldas, juntando ira, Izzy levantó del suelo un taco de hojas que antes usaría para repartir, las enrolló, y le pegó en la nuca al gigante.

¡No! ¡Perro malo! —le dijo exasperado, enseñándole el índice para demostrar firmeza. —Perro muy... ¡muy malo! —le pegó de nuevo. El chico grande se dio la vuelta y miró a Izzy dos segundos, cara a cara.

Un puñetazo voló, apuntando a aterrizar en la nariz del pintoresco pero débil atacante. Izzy cerró los ojos, esperando el impacto.
Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
204

PB :
Matthew Noszka

Apodo :
Izzy

Nacionalidad :
Neozelandés

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante

Frase corta :
-

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Kenneth Rivers el Mar Nov 14, 2017 2:25 pm


Por un momento había olvidado el pequeño detalle de que se encontraría con su amigo Richard en la cafetería de la universidad de Auckland. Hace algún tiempo el castaño no estaba comiendo bien y sabía que dentro de poco bajaría unos cuantos kilos y desaparecería de la faz de la tierra, ok quizás exageraba un poco pero es que se preocupaba por su maestro de baile, no quería que estuviese desnutrido o algo parecido. Sabía que lo estaba pasando mal por su novio, quien se había puesto celoso de Kenneth en más de una ocasión (no entendía mucho la razón si se notaba desde el otro lado del mundo que estaba baboso por Amethyst), le había dicho más de una vez al Centaur que de amor no se moría y que debía centrar su atención en otra cosa para no pensar en el asunto que lo tenía mal.

Cuando lo vio allí se alegró de saber que había llegado por su propia cuenta y que al menos podrían comer algo, que el estómago del castaño no estaría del todo vacío. Fijó su vista en Richard e intentó responder a sus preguntas.- Él es…- Pero el rubio que estaba  a su lado completó su incompleta oración, no había tenido tiempo de preguntarle su nombre con todo el alboroto que habían provocado las personas que creían tener un poco más de poder en aquella pequeña porción de tierra, no entendía de que les servía ser unos imbéciles allí si estadísticamente era probable que no terminaran sus estudios y por ende no tendrían ningún poder afuera.

El castaño escuchó atentamente lo que Izzy le decía, no tenía un lugar donde quedarse y ahora su planta estaba arruinada, planta que al parecer le había costado demasiado trabajo mantenerla y que tuviese el tamaño actual, bajó la mirada y trató de calmarlo acariciando la espalda del muchacho.- No sé mucho de plantas, pero estoy seguro que podremos encontrar alguna solución.- Pero antes de que pudiese volver a tener una actitud calmada una papa cruzó por el aire y le llegó directa a la cara del rubio, había sido el mismo chico que sin piedad había pisado la planta carnívora (entera asesina) del universitario allí afectado. Sin más Izzy se acercó a quien lo había provocado ¿Cómo le haría frente? Ken aún no podía imaginarlo.

Miró a Richard, quien al parecer tenía la misma cara de estupefacción que él y se encogió de hombros, el chico al parecer era un tipo de mariscal de campo por la contextura que poseía, poco cerebro y mucho músculo, fue por ello que toda la cafetería se quedó en silencio cuando finalmente el rubio lo empujó por la espalda… Lo había hecho, había condenado su sentencia de muerte y el actor ya no sabía cómo detenerlo, la ira lo consumía y necesitaba vengarse, pero sólo había conseguido que segundos más tarde estuviese a su lado recostado y con un puñetazo marcado en la nariz, un delgado hilo rojo se asomaba donde había recibido el golpe. Ken se colocó a su altura y preguntó. -Izzy ¿Estás bien? ¿Necesitas ir a la enfermería?-

Sabía que si se enfrentaba a aquel mastodonte correría la misma suerte que aquel chico rubio y que tampoco lo escucharían, al fin y al cabo tenía la misma edad que un universitario promedio, pero no le importó el pronóstico de la situación para decirle finalmente al agresor.- ¿Por qué te metes con un chico indefenso? ¿Tu masculinidad no te da para meterte con alguien de tu tamaño?- No hablaba precisamente del golpe, sino de los ataques anteriores que sin razón había realizado en contra Izzy. Nunca había sentido tanta impotencia y aquellas palabras solamente salieron de su boca, sin pensarlas y fue por ello que también un puñetazo voló directamente hasta su ojo.  


Ciudadano Famoso

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
113

PB :
Thomas Doherty

Apodo :
Ken

Nacionalidad :
Estadounidense

Clase social :
Media-alta

Carrera/ocupación :
Actor

Frase corta :
Just smile.

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Richard C. Wilde el Vie Dic 01, 2017 12:04 am

El rubio se presentó como “Izzy” y mencionó a su venus que había sido pisada por el mastodonte aquel, aparte de decir que buscaba alquiler. También habló sobre el arduo trabajo que realizó para mantener a la planta en ese estado y era lo más seguro que fuera así para que le tuviera aquel cariño. Por lo que después que Kenneth le dijo que se podría arreglar lo de su planta, Richard puso una mano en el hombro del actor y negó en silencio, ya que alguna noción tenía de esas plantas que siempre le habían llamado la atención.

De pronto, el rubio se levantó y empujó al cavernícola para luego tomar un turro de hojas, para enrollarlos y darle un golpe en la nuca al asesino de la planta para decirle algo que en un inicio lo dejó en shock, pero luego le provocó risa, que soltó en una corta carcajada… hasta que el chico con pinta de rugbista le dio un puñetazo a Izzy, acertando justo en la nariz. ¡Mierda! –exclamó, abriendo mucho sus ojos azules anonadado por la escena que estaba presenciando. Luego fue el turno de Ken, quien al tratar de hablar las cosas, recibió un puñetazo en el ojo. Eso fue la gota que derramó el vaso. Richard era muy pacífico y quitado de bulla, no le gustaba la violencia… pero tampoco la injusticia. Se acercó al intento de boxeador con el ceño fruncido para pedir explicaciones de sus actos. ¿Realmente no sabes cómo expresarte aparte de los golpes? –le preguntó con los puños apretados, tratando de contener la rabia que tenía guardada hacía días, pero al parecer esa era la única forma que tenía el otro para solucionar los problemas.

Una mano empuñada se dirigió a máxima velocidad contra el pómulo izquierdo del Centaur, que ya por la falta de alimentos se encontraba medio débil y anémico, lo aturdió un poco, pero respiró profundo, tratando de normalizarse y en un arranque de ira le dio un puñetazo en el plexo solar, dejando al gigante sin aire, quien cayó al suelo, sin poder respirar por unos segundos. Ahora, piénsalo dos veces antes de meterte con alguien… –miró a Kenneth e Izzy y les hizo un gesto– Ahora vamos, que es primera vez en días que se me abrió el apetito –dijo con tono de pocos amigos, ayudando al rubio a levantarse. Luego le aplicaría primeros auxilios para detener el sangrado.
Sublíder Centaur

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
300

PB :
Louis Tomlinson

Apodo :
Rick

Nacionalidad :
Galés

Pareja :
Viktor A. Khorkava

Clase social :
Clase Baja

Carrera/ocupación :
Medicina/stripper

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Izzy Searancke el Sáb Dic 02, 2017 8:23 pm

Con la potencia del enorme puño del bruto atacante de Izzy, el pobre niño cayó sobre sus espaldas en el suelo, con un agudo y caluroso dolor en mitad de la cara. Se llevó las manos para taparse la nariz en el momento que vio a Kenneth caer. Nunca lo habían golpeado de esa manera, así que sólo gruñó sin saber cómo reaccionar ni qué hacer. El mundo le giraba y daba vueltas sobre sí mismo. En su mente, la imagen de él cayendo al suelo como saco de papas lo atormentaba. Pronto, la sangre comenzó a caer y se puso la manga debajo de las fosas nasales. En ese segundo, las palabras de un profesor de primaria diciendo que debían dejar fluir la sangre era mejor que taponarse la nariz. Sin embargo, el peligro inminente de la enorme bestia violenta era más importante. Si no se movía de ahí, tanto su defensor como él mismo terminarían apalizados por aquel montículo humano de carne, tendones y músculos. Quiso levantarse, pero el shock lo mantuvo en el suelo más tiempo.

Hijo de... —exclamó, pero la aparición de Richard entre ellos y la bestia maldita cortó por completo su tren de pensamiento. No haría falta tener que insultarlo para recuperar su honor. Izzy se incorporó y abrió los ojos como platos cuando vio a Richard asestarle tan golpe al gorila que lo dejaría en el suelo sin aire. La cafetería por completo aspiró su propia respiración y si hubiera habido un tocadiscos rayándose sería perfecto. El ruido y la comida voladora se habían congelado. Izzy contó hasta cinco en su mente, con una mano debajo de la nariz. Ayudó a Kenneth a levantarse. Al acabar la cuenta atrás, el ruido y las papas voladoras se reanudaron, esta vez con aún más fuerza.

Creo que deberíamos irnos, ¿no? —les mencionó Izzy, con la cabeza inclinada hacia atrás, los dedos apretando la nariz, con una voz gangosa que resultaba bastante divertida. —Si el Hagrid se levanta de nuevo, nos va a moler a palos. Y estos trabajan en manadas, así que... —sonrió, sugiriendo que se largaran. Izzy fue el primero en pegar la carrera, pasando por encima del gorila, pisándole la espalda como si fuera un trapo sucio que estaba en el suelo. Iría directo a esconderse en el baño y tratarse la herida.

¿Alguno sabe como conjurar un Episkey? Me hace falta en este momento. —dijo con algo de mejor ánimo, dirigiéndose a los chicos. —Y creo que ya lo había dicho, pero me llaman Izzy. No quería meterlos en ese problema. Perdón. —se rió con quietud, sin quitarse la mano de la nariz. Sólo sonrió. En alguna parte había leído que una amplia sonrisa ayudaba a las personas a empatizar con tus problemas. —¿Cuáles son sus nombres?



ELPHYS:
Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
204

PB :
Matthew Noszka

Apodo :
Izzy

Nacionalidad :
Neozelandés

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Media

Carrera/ocupación :
Estudiante

Frase corta :
-

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Kenneth Rivers el Jue Dic 07, 2017 11:25 am


El golpe hizo que el chico perdiera el equilibrio y cayera hacia atrás, de inmediato llevó una mano a su ojo, estaba seguro que en el trabajo se llevaría más de algún regaño, puesto que era con lo que trabajaba, su imagen y ahora producto del golpe estaba totalmente arruinada, si bien el maquillaje se lo cubriría esperaba que la hinchazón le bajara antes de llegar al set al día siguiente. Pero no se arrepentía, Kenneth no era precisamente alguien que recurriera a los golpes, porque ingenuamente creía que todas las personas entendían tan sólo con las palabras, pero a aquel chico le faltaban algunas (varias) neuronas para entender lo que en conjunto con su amigo intentaban comunicarle.

Fue por esto que no dudó en darle un puñetazo también a su amigo, esperaba que por la inanición se desmayara ahí mismo, pero por suerte solamente lo aturdió un momento pequeño, y Richard tomó la venganza por sus manos dirigiendo un golpe a modo de respuesta, directamente en la boca del estómago, lo que provocó que el grandulón, a pesar de su tamaño, quedara sin aire y totalmente indefenso y claro, es que el castaño estudiaba medicina y por lo tanto sabía exactamente en qué lugar debía atacar a su oponente para dejarlo vulnerable. En todo caso todo había sido en el plan de defensa propia, pero a pesar de ello debían salir de allí, sino probablemente habrían repercusiones para ambos estudiantes y, por su parte, Rivers no sería acreedor de llevar a cabo su beca para los estudiantes de cine o teatro.

Con la ayuda de Izzy se levantó del piso y se dispusieron a salir del lugar, cerca de la facultad también existían muchas partes para almorzar muy buenas y sin bravucones molestando a chicos que poco y nada se podían defender o como él eran más bien pacíficos. Una sonrisa se dibujó en sus labios cuando el rubio nombró al chico que les había golpeado a los tres como “Hagrid”, puesto que el castaño era un fiel seguidor de la saga “Harry Potter”, de hecho se sentía perteneciente a la casa de Hufflepuff y era emocionante conocer a alguien que también hablara con referencias de la saga propiamente tal, en el trabajo muy pocos entendían su fanatismo y pasaba exactamente igual con las personas de su círculo, exceptuando claro, a Richard.

-No puedo usar magia fuera de Hogwarts, dude. Además hay demasiados muggles cerca.- soltó una pequeña risa intentando que el ambiente mejorara de humor, ya se habían alejado lo suficiente del foco del problema y podían estar un poco más relajados.- Bueno yo soy Kenneth y él es mi amigo…- Dijo estas últimas palabras dejándolas en suspenso para que Richard procediera a presentarse frente al chico que estaba frente a ellos.- Conozco un buen restaurant por acá cerca, los invito a almorzar, podemos conversar y conocer mejor a Izzy y que él nos conozca ¿Les parece?- su sonrisa se extendió esperando que ambos chicos aceptaran su invitación.



Ciudadano Famoso

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
113

PB :
Thomas Doherty

Apodo :
Ken

Nacionalidad :
Estadounidense

Clase social :
Media-alta

Carrera/ocupación :
Actor

Frase corta :
Just smile.

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: "Flying Tater Tots" | Grupal

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Auckland

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.