Últimos temas

Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Vie Sep 29, 2017 11:47 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09

Ató las agujetas de las zapatillas que completaban el impecable outfit deportivo que lucía. Pantalones de Adidas Originals negros con un corte que favorecía su silueta, una camiseta negra de los All Blacks se ajustaba a su torso Zapatillas blancas para completar aquel atuendo que a pesar de estar compuesto por items deportivos tenía como única finalidad, la comodidad. Recogió su pelo en una coleta mientras bajaba las escaleras principales de la mansión a toda prisa dirigiendose a la cocina. Una vez allí se colocó los audifonos para comenzar a tararear en voz alta cada melodía que se reproducía en base a su Daily Mix 5.  Preparó un smoothie energizante ( siendo esa la única tarea culinaria que disfrutaba), frutillas, naranja, y durazno fueron a parar a la procesadora. Bailoteó hasta que la bebida estuvo lista, la sirvió en un vaso  y luego se dirigió hacia el salón de la televisión dónde Netflix la esperaba para su cita diaria con Finn y Jake. Se sentó en el lugar de siempre, subiendo los pies al sillón en busca de la posición más adecuada. Bebió con ganas el primer sorbo de la bebida y sonrío al notar que efectivamente era lo que estaba deseando siendo así como su ansiedad de algo dulce fue cubierta. Encendió la televisión y entonces su plan se vino para abajo.

La estática era todo lo que se veía en la pantalla del artefacto, la siren no se inmuto de buenas a primeras, dando por sentado que alguna de sus hermanas había desconfigurado adrede el aparato como parte de una broma de mal gusto para la siguiente joven que quisiera ocuparlo. Sin embargo, cuando pasó los dedos por cada botón del control remoto, lo apagó y encendió varias veces; comprendiendo tardíamente que no se trataba de la consecuencia de una mala intención. Suspiró mientras buscaba en su lista de contactos el número de telefono de algún tecnico que pudiera venir a evaluar la situación. Luego de una corta conversación, el hombre al otro lado de la línea prometió pasar en el transcurso de la tarda. Charlie decidió, entonces, terminar el smoothie en aquella habitación, llevar el vaso a la cocina, avisar al personal de la venida del hombre del televisor e ir luego en busca de otro televisor para ver Hora de Aventura . Así lo hizo y en cuanto su nueva agenda la llevó a la cocina, el timbre de la mansión sonó. Se sintió ligeramente emocionada ante lo que supuso era la llegada del técnico, no lo dudó un instante ya que nadie hacía esperar a las Sirens. Se apresuró hacía la puerta, justo para ver como una de las mucamas de la casa dejaba pasar al hermano de Anja — ¿Tú? — murmuró dejando clara la decepción no sólo en el tono de su voz sino en la expresión de su rostro — ¿Sabes algo de televisores? Me refiero a ¿sabes reparar televisores? — indagó tanteando mentalmente la posibilidad de qué el joven pudiera serle de utilidad — Si buscas a Anja, no está — informó encogiéndose de hombros — Mientras la esperas, ven conmigo. Quiero ver la tele pero no funciona. Necesito tu ayuda — anunció comenzando a caminar hacía la habitación.




She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por Josef de Liechtenstein el Mar Oct 03, 2017 9:58 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09


Se había prometido a sí mismo no volver a poner un pie en aquel lugar. No le agradaba, desde lejos la infraestructura le producía cierto rechazo, era una cosa netamente física, como repulsión y eso no podía dejarlo pasar. Ni hablar de estar en su interior, las miradas sobre él inclusive cuando estaba seguro que no era así, y probablemente lo era pero no podía quitarse de encima aquella idea. La última vez que había estado allí se había enterado de algo lo suficientemente importante como para cambiar la relación que tenía con su hermana, por no decir la pequeña pelea que había tenido con otra de los miembros de la fraternidad. Las Sirens no eran de su agrado, no en general, y tampoco podía decir que alguna en particular, ni siquiera su hermana, aunque no era válido puesto que operaba el hecho de que eran familia, y también porque la conocía mejor que nadie. El resto, simplemente eran extrañas tanto como él debía de serlo para ellas.

Aunque estaba seguro que ninguna era indiferente a él, al menos, de vista, y es que Anja siempre lo presentaba cada vez que se encontraban con alguna de estas. No le sorprendería si ella hubiese mostrado una foto suya diciendo que era su hermano y es que no tenías límites en sus celos, tornándose más bien en opresión. Aun así, en contra de sus deseos, y de su propio instinto de supervivencia estaba nuevamente a escasos centímetros de la entrada, moviéndose lentamente para llamar al timbre. Cada vez estaba convenciéndose más y más de que instalaría un rastreador a la mayor que solía desaparecer sin aviso alguno, cosa que no podía molestarle más. Y la fraternidad era el primer lugar por el que se le ocurriría partir, con excepción del departamento que compartían el cual claramente estaba vacío.

Respiró hondo y esperó mientras acortaba la distancia y pulsaba el interruptor que avisaría de que alguien estaba llamando. La puerta se abrió y la mujer que trabajaba allí le dejó entrar, asintiendo con respeto hacia ella y adentrándose en el lugar. No tuvo siquiera que realizar movimiento alguno para detenerse en su propio espacio, fijándose en la persona que estaba frente a él. –Si mi hermana hiciera eso no le hablaría por meses-añadió observando a Charlie. Tampoco es como que hubiese esperado una gran bienvenida sin embargo tampoco esperaba tal reacción ante su presencia. -¿Televisores?-reparó en sus palabras, nunca había reparado uno, nunca lo necesitó, si llegaba a descomponerse alguno en Austria era cosa de avisar de ello o bien sustituirlo. La única respuesta que necesitaba ya había sido satisfecha, bastaba con girarse para salir de allí y olvidar todo, quería hacerlo pero algo le decía que no sería esta vez. –En realidad no planeaba quedarme-comentó mirándole, no quería, más bien, mientras más rápido saliese de allí, mejor. Charlie ya había comenzado a caminar, y en su defecto le siguió el paso, maldiciendo en voz baja, alzando la vista más tarde para fijarse en el camino. Suponía no se lo pediría si realmente no fuese algo importante, aunque estaba acostumbrado a los caprichos de las mujeres y a sus exageraciones. Igualmente ya había hecho caso, sin proponérselo, más bien, había actuado sin pensar. -Exactamente, ¿qué tiene la televisión?-decidió preguntar, si era algo complicado no iba a ser de ayuda.




I've seen your face
before my,  
friend.


Miembro Dragon

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
451

PB :
B.D

Apodo :
Jo

Nacionalidad :
Liechtensteiniano

Pareja :
Ácido+Base

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Química

Frase corta :
Money is the anthem

Dato 4 :
of success

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Mar Oct 10, 2017 8:53 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09


¿Hacer qué?. — Siempre observó estupefacta las discusiones entre Sarah y Chloe, aquellas rencillas fraternales jamás las entendió. Tenía una familia perfecta, sus padres estaban felizmente casados, su hermana mayor también y su hermano iba por el mismo camino, la relación con todos sólo había sufrido un revés en una ocasión sin embargo no fue grave. Suponía que la química entre todos se debía a la diferencia de edades, Charlie siempre fue muy chica para recibir culpas que no eran suyas sino de alguno de sus hermanos y también era perdonada. Además, si bien era consentida por los dos mayores, la admiración que les profesaba la descartaba como un dolor de cabeza, así, en resumidas cuentas, la relación con sus hermanos era excelente. Lo que la hacía caer en un error constantemente, ella siempre suponía que todos los hermanos del mundo se llevaban tan bien como ella con los suyos. Se le olvidaba entonces, las diferencias entre su compañera de habitación y el joven que le seguía los pasos — ¿Por qué no si eres bienvenido aquí? — preguntó con tono distraído ya que en esos instantes no encontraba el bendito control remoto de la televisión, vio entonces el batido que estuvo bebiendo recordando así sus modales — ¿Deseas algo de tomar? — indagó elevando la mirada oscura hacia el rubio. Notó así por primera vez que su semblante no se había modificado en absoluto — ¿Es algo de la realeza ser tan… ¡Oh! Aquí estabas — exclamó al encontrar el objeto perdido.

Encendió el televisor dejando expuesto el evidente problema del aparato — No sé qué le pasa. — admitió frustrada — Debe ser una tontería como que no está conectado al wifi pero no sé cómo se conecta. — confesó encogiéndose de hombros mientras le tendía el control remoto al rubio — Puedo ver mi programa desde el celular, pero prefiero el televisor se aprecian mejor los detalles ¿no crees? — se dejó caer en el sillón mientras depositaba absolutamente todas sus confianzas en las manos del austriaco. Como persona distraída que era, olvidó momentáneamente el asunto del aparato y centró toda la atención en el muchacho. Josef a quién había conocido en la fiesta que Sarah había dado en su club, era una versión femenina de Anja, hablando exclusivamente de lo físico, había ciertos gestos que reconocía en él cómo idénticos a los de la austriaca, se preguntó entonces ¿de quién lo había heredado? ¿padre o madre? — ¿Miras la televisión? — la interrogante fue impulsada por mera curiosidad distando de ser un intento de rellenar el silencio que se había instalado entre ellos. No es que para Charlie fuera imposible estar sin hablar, sino que era más elocuente que la mayoría — Te ves más del tipo que prefiere los libros. — admitió elevando las piernas sobre el sillón, cruzándolas en búsqueda de mayor comodidad — Me dijeron una vez que las personas se dividen en: los que leen y los que ven la televisión. No estoy de acuerdo. ¿Tú qué opinas? — fue en cuanto planteó esa última pregunta que se le ocurrió que podría estar incomodando a su interlocutor que más que eso, era su oyente — Siento atiborrarte con preguntas pero es que trato de evitar pensar en que me estoy perdiendo Hora de Aventura. —.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por Josef de Liechtenstein el Sáb Oct 14, 2017 9:16 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09


Le miró por algunos segundos en silencio antes de responderle, analizándola, y es que a pesar de que la ubicaba de vista no sabía nada de ella, con suerte su nombre. Y observar a las personas era algo que solía hacer, para bien o mal. –La mueca que hiciste al verme, y el tono-agregó sin alterar su ánimo ni su semblante, neutro como siempre. –Lo bueno es que raramente llego a ofenderme-anunció más tarde, dándose a entender. Suponía cualquier otro respondería de mala forma por el gesto que la mujer había tenido sin embargo él sólo lo reconocería como molesto si viniese de la única persona que le importaba en el lugar. Y dado que no era la ocasión simplemente lo había mencionado como un comentario, algo sin demasiada importancia. Suponía para ella no significaría nada, y estaba más que de acuerdo con ello.

No estaba en sus habilidades las técnicas relacionadas a la tecnología, sabía bastante de electrónica pero estaba seguro que era lo que cualquier persona de su edad manejaría considerando el acceso a esta y cómo la sociedad actual valoraba tales aparatos. Más a un nivel de programación o arreglo estaba limitado. Aun así, suponía darle un vistazo no le haría daño, y quizás era algo más simple de lo que ella lo hacía ver. Exagerar era algo que estaba acostumbrado a ver, tenía una hermana que lo hacía a diario. Caminó en silencio, con las manos en sus bolsillos, para más tarde responderle tras un breve silencio. –Aunque lo fuese, no tengo nada que hacer aquí, todas saben a qué vengo-se encogió de hombros, podía no ser un rostro ubicable para todas pero para las que sí la única razón de su presencia en la fraternidad era buscar a su hermana, no había ninguna otra. Y considerando lo singular que era su apariencia física y su comportamiento seguramente para nadie sería complicado darse cuenta de quién era, algo que por el contrario no le ofrecía comodidad. –Sí, por favor-comentó, no iba a dejar pasar una oportunidad para ingerir algo de comida, de la forma que fuese, además, consideraba inapropiado no responder a la amabilidad de la azabache. O bien era simplemente modales, no importaba mucho. Su mirada osciló de ella hacia sus movimientos, y expresiones, por sobre todo. -¿Tan qué?, te estoy escuchando-ofreció cruzándose de brazos.

Prestó atención a la televisión, fijándose en el problema que podía tener, la estática era lo único que este ofrecía, lo cual no decía mucho. Podían ser varias cosas, sin embargo de probar lo haría con lo que estaba a su alcance, y eso involucraba al control remoto, o en su defecto, a los botones que el aparato tendría celosamente escondido en la parte trasera. –Ya veremos-comentó acercándose hacia ella y estirando su mano para tomar el control, una vez bajo su poder lo examinó, familiarizándose con los botones ya que dependía del televisor, modelo y otros factores el cómo sería la configuración. Una pantalla amplia siempre hace la diferencia, aunque bien, puedes proyectar tu teléfono en el televisor de igual forma-se encogió de hombros mirando la pantalla, era un dato aleatorio. Presionó un botón y el menú del aparato se desplegó ofreciendo apartados que comenzó a revisar, lo primero era la conexión a internet. Había ignorado a su compañía aunque podía verla por el reflejo de la pantalla, al menos, su silueta y es que cuando el menú su desplegó este ofrecía un fondo más oscuro que permitía tal efecto. –-contestó pobremente, concentrando en conectar el televisor porque la red no estaba viable. Ahogó una pequeña risa, aunque su cuerpo lo delataría igualmente. –A veces olvido donde estoy-musitó con sorna, y es que a sus ojos era una tendencia de las Sirens juzgar a todos por su apariencia. No le ofendía, y eso era lo importante. –No creo tener o pertenecer a un tipo, pero quizás doy la impresión de que los prefiero-no es que fuese incapaz de mentir pero no solía hacerlo, a su juicio no tenía nada que ocultar, excepto sus pensamientos, aquellos que nadie necesitaba conocer, no por albergar algo indebido, sino simplemente porque resguardaba su espacio personal. Lo valoraba al máximo. No le respondió, dejando que hablase mientras seguía pasando sus dedos por el control, moviendo un par de cosas porque el internet estaba conectada más aun así nada sucedía. Se tomó luego de unos segundos un tiempo para contestarle, en vista de que debía de esperar que el televisor procesara una secuencia que había presionado. –De ser así estaría en medio, o bien no pertenecería a ninguna parte, puesto que ambas me gustan-claramente Josef no era igual a nadie, aunque si era para bien o para mal no podía estar seguro. Tampoco era importante. –A mi parecer ambas son importantes, desde el punto de vista en que ambos son medios de comunicación masivos, de alguna forma…¿No te parece?-él lo veía desde el punto de vista de la utilidad, de lo práctico. Lo racional, tanto cómo él mismo lo era. Osciló sus ojos y los posó sobre ella –Es un buen show, ¿En qué temporada vas?-preguntó. Él también lo veía, y no se lo perdía, aunque claramente no podía dedicarle todos sus días, más gracias a internet podía verlos cuando si estaba libre.




I've seen your face
before my,  
friend.


Miembro Dragon

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
451

PB :
B.D

Apodo :
Jo

Nacionalidad :
Liechtensteiniano

Pareja :
Ácido+Base

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Química

Frase corta :
Money is the anthem

Dato 4 :
of success

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Mar Oct 24, 2017 9:02 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09
La expresión de Charlie era una fusión entre la sorpresa y la vergüenza — No, no. Es que esperaba al técnico — confesó mientras una duda surgía en su mente — ¿Puedo tutearte o tengo que usar una especie de título?. — jamás había hablado del tema con Anja porque al ser hermanas de fraternidad, la relación entre ellas estaba construida bajo los principios de lealtad entre Sirens.  Frunció el ceño, Josef parecía demasiado correcto como para hacer convertir a una hormiga en un elefante sin embargo no pudo evitar preguntarse algo, pregunta que dejó para sí misma. Acaso, ¿al tutearlo rompía protocolos diplomáticos desencadenando una cuestión internacional? ¿Estaba avergonzando a su país?

Seguía pensando en relaciones internacionales cuando la respuesta del joven la sorprendió de sobremanera. Una vez más, no se enteraba de que estaba pecando de ingenua al esperar un trato familiar por parte del hermano de una siren. Charlie siempre suponía que todas las familias de sus hermanas, la aceptarían a ella como familiar, consecuencia directa de la relación que tenía con su fraterna. Tal vez mucho tenía que ver que su familia si le daba importancia al lazo que la castaña forjaba con las jovencitas con quienes convivía. Sin embargo, por temor a cometer otra metida de pata internacional, no comentó al respecto y se dedicó a ir en busca de la nana de la casa para solicitar algo de tomar y comer. No tuvo que alejarse mucho por lo que Josef probablemente ni notó el intento de ausencia de la neozelandesa. Dio un respingo — No lo había notado en Anja, pero en la voz de un hombre. Es totalmente cierto eso de que tienen un acento que asusta. Sin intenciones de ofender. — añadió con rapidez — Tan elegantes todo el tiempo. Yo tengo un chip. Puedo comportarme como tú y Anja si la ocasión lo requiere — tomó asiento nuevamente dejando en claro que adoptaba el papel de espectadora en la reparación del aparato — Pero en casa, soy normal. Parece que nunca te relajas. — murmuró ladeando ligeramente la cabeza.

El interés duró unos instantes, “conectar su teléfono al televisor” pero en cuanto la dificultad de la tarea pareció superar lo simple, olvidó aquella opción por completo. Sus ojos se centraron entonces en el despliegue del menú del televisor, lo miraba más por centrar la mirada en algo que no fuera el joven que por aprehender algo a partir de sus acciones. Por otro lado, su atención se volcó totalmente a las palabras ajenas. Adoptó un estado silencioso y pensativo, que pocas personas le conocían, pues no era muy habitual en ella, quien además se prefería en sus estados inquietos y extrovertidos. Inspiró preparándose para sentenciar su opinión pero se detuvo al notar que él volvía a hablar — Cuarta temporada. Es impactante como Finn ha crecido. — sonrió y se dispuso a responder la pregunta que formuló antes. Asintió sin darse cuenta de que en esos precisos instantes, él no podía notar su gesto — Se puede encontrar todo lo que ofrece la televisión en internet. Informativamente hablando. — comentó sin interés de rebatir la opinión ajena, nada más lo colocaba sobre la mesa — Pero entiendo tu razonamiento — se detuvo mientras veía a la nana ingresar a la habitación con una bandeja — Gracias nana. Yo me encargo desde aquí — le sonrió a la mujer y se acercó hacia la mesita donde yacían los alimentos — ¿Té o jugo? — indagó mientras inconscientemente le seguía dando vueltas al asunto, olvidando de paso el puntapié inicial del sujeto — Sé que no viene del todo al caso pero tampoco miró noticias aunque creo que tiene que ver con algo mío. Siento que al enterarme de algo expuesto por un periodista, me estoy dejando ser sugestionada por él. Es como si al leer la noticia, la puedo percibir de una forma más neutral y antes de que digas que las noticias escritas también reciben una influencia de quien la redacta, me gusta más que la gente de la televisión — guardó silencio unos instantes pues se encontraba en rulo de complicación en el que ella misma se había metido — Aunque en teoría todo comunicador de noticias debe evitar con ahínco otorgarle algo propio. Creo que eso es imposible. — suspiró — ¿Sabes? Ya me líe — soltó una carcajada y cambió rotundamente de tema  — ¿Crees alguna de las teorías que rondan en internet sobre la verdad detrás de Finn?. — murmuró recordando la vez,  que estando aburrida, había googleado datos curiosos sobre la serie – Charlie adoraba los datos curiosos sobre cualquier cosa – y se había encontrado con un montón de teorías formuladas por los fanáticos de la caricatura. Se sentía más cómoda hablando de un tema más sencillo. Olvidó también, entre tanta complicación, la preocupación que le ocasionaba darle el tratamiento correcto al rubio.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por Josef de Liechtenstein el Miér Nov 01, 2017 11:22 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09


Miraba a la azabache sin ningún interés en particular, sino como solía mirar a todos, con un rostro ligeramente carente de emoción, plano, a fin de cuenta. Solía ser directo cuando debía de expresarse porque odiaba disfrazar las cosas, si bien no solía buscar las palabras adecuadas muy pocas veces realmente decía algo en lo que no hubiese reparado previamente. Por ende es que no le pareció en lo más mínimo innecesario el recalcar la reacción que ella había tenido. –Ajá-comentó asintiendo ligeramente, como bien sabía, lejos se ofendería por ello, exclusivamente tendría que tratarse de su hermana o a alguien que valorara de la misma forma. –Tengo un nombre, no hay problema en usarlo-contestó con tono neutro, rozando en lo correcto. Josef no era mortalmente espontáneo, no si no estaba en su ambiente, mucho menos si no se sentía cómodo con lo que le rodeaba. Con quién estaba, aunque no podía ser injusto y decir que ella le causara alguna molestia. No la conocía cómo para juzgarla de esa forma. -¿Anja te dijo algo de eso?-decidió preguntar, puesto que era la primera persona que realmente hacía una pregunta inteligente cuando se trataba de los orígenes de los hermanos. De quiénes eran fuera de Nueva Zelanda.

Ella era ciertamente toda una sorpresa, al menos, para el rubio. No actuaba cómo pensó que debería hacerlo, quizás estaba pre juzgando un poco y asumiendo que todas las Sirens serían clones. Barbies con distinto color de cabello pero siempre orientadas al mismo estereotipo. Ella era distinta, lo había notado, a simple vista no se veía pero al escucharla fue suficientemente esclarecedor. No sabía cómo sentirse con ello, sin embargo era mejor no darle importancia, solía ser lo más adecuado, al menos para él. Se mantuvo en silencio, observándola, algo que le habían dicho que era un tanto molesto, más no le importaba. Era un rasgo característico en él. –No me ofendes-contestó inmediatamente. Era bastante difícil llegar a ofenderle, no porque fuese superior, sino porque no le prestaba atención a la mayoría de las cosas, por no decir que no tenían el mismo valor que para otras personas lo tendrían. –El miedo es un gran aliado, y un arma bastante eficaz si sabe emplearse-agregó como comentario aleatorio, mirando a la mujer. –Supongo también mi hermana les habla con cariño-se encogió de hombros. Él no tenía por qué cambiar sus formas, no le debía nada a nadie. No pudo evitar una sonrisa, y es que se tomaba con humor el hecho de que lo llamasen elegante, como si lo quisieran hacer ver como un insulto cuando para él era lo contrario. –No lo dudo-contestó, aunque claramente su tono de voz sugería lo contrario. Su atención variaba entre ella y el televisor, este último, razón de que estuviese allí, permaneciendo más de lo estrictamente necesario en la fraternidad. –Normal es demasiado ambiguo-ofreció sin mirarle. –Me lo han dicho antes, no le veo problema-comentó regresando su vista a ella. Todos parecían sentirse con el derecho de recalcar que no se mostraba relajado, ¿cómo podría cuando se sentía incómodo?, ¿cuándo sólo quería salir de allí?. La normalidad para él sería lucir como un robot en aquella situación.

Intentaba lo más simple, con lo que se sentía cómodo, lo que estaba realmente a su alcance. Y eso era el menú propio del aparato, los televisores inteligentes permitían la conexión a internet mediante Wi-Fi o por un cable, tras revisarlo, la primera opción era la indicada. La red aparecía desconectada, como si no la reconociera, por ende, es que mirando más detalladamente decidió poner en marcha la opción que permitía detectar errores, si es que era suficiente para el problema. Eso le dejaba libre algunos minutos, por ello es que se volteó para mirar a la azabache. –Que atrasada vas, yo estoy en la novena-comentó fijándose en sus ojos oscuros. Más realmente no era una competencia, quizás era algo suyo el querer estar al día y no poder recibir un spoiler por navegar en la red. –Por algo son medios de comunicación masiva, ahora claro, algunos son más específicos que otros, o bien, engloban más-comentó sin variar su semblante. Estaba al tanto que la internet era lo de hoy, la moda, aquella plataforma que englobaba a todas las demás, claro está, al menos en lo que se refería a él, sus gustos y su carrera, la seguridad estaba en los libros, en la biblioteca. En lo que confiaba tenía respaldo. Le dedicó una mirada extraña. Y es que nadie usaba esas palabras, no con él, cuando generalmente enfatizaban en que no le comprendían, en que no le seguían el paso. Observó a la mujer que fungía como sirvienta, asintiendo con respeto hacia ella mientras se retiraba.

También funcionaba como agradecimiento. –Jugo-se decantó por la opción con más calorías, y la más sabrosa, por sobre todo. Se cruzó de brazos al escucharla, ofreciéndole su atención. Su rostro cambió ligeramente de semblante, más no se podría decir realmente debido a qué, o realmente qué es lo que sucedía en su cabeza. Aclaró su garganta antes de hablar, más sobre todo, porque había terminado el televisor el cual comentaba que todo estaba bien. Le dio la espalda y volvió su atención al control, tratando en otro sub menú. –En cuanto a si creo aquellas teorías, No. Sin embargo, si las contrasto con hechos y les doy un par de vueltas, no las encuentro del todo descabelladas-musitó con énfasis. –Nunca se sabe qué esperar de los creadores, ya sabes, nosotros sólo vemos lo que ellos quieren mostrar. Si tuviese que elegir una para creer sería la de que Simon es quién cuenta las historias del Show, por ende, son todo fruto de su imaginación-ofreció como respuesta, recordando aquella en particular que tras analizarla la veía más probable. Contrastándola con hechos, claramente. –Con respecto a lo que decías antes-tosió. –Es bastante lógico lo que dices, es decir, está bien hilado-quiso elogiarla, aunque le era complicado aquello. –Las noticias deberían ser objetivas, siempre, sin embargo, es imposible, ¿Sabes por qué?-preguntó, aunque bien a ella no podría parecerle importante el seguir con ello. Por su parte no quitaba la mirada de la pantalla. Decidió dejar el control en el bolsillo de su pantalón y acercarse al televisor, deslizando una mano por detrás de este, viendo las conexiones.





I've seen your face
before my,  
friend.


Miembro Dragon

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
451

PB :
B.D

Apodo :
Jo

Nacionalidad :
Liechtensteiniano

Pareja :
Ácido+Base

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Química

Frase corta :
Money is the anthem

Dato 4 :
of success

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Mar Nov 14, 2017 6:35 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09
Frunció el ceño al escuchar la pregunta, por unos instantes no supo como responder ya que no comprendió muy bien a que se refería  — ¿Acerca de qué?. — no le dio tiempo alguno a responder  — Si te refieres a lo de los tratamientos, no. Sólo me causó curiosidad todo el asunto cuando la conocí y además somos roomies por lo que no quería meter la pata. — admitió e incluso cuando la actitud impecable del joven la intimidaba un poco, fue fácil – gracias a años de ser lo más importante en la habitación – no mostrarse afectada por el trato recibido. De un momento a otro, Charlie se encontraba en una encrucijada. Si bien, Josef no había dicho absolutamente nada fuera de lugar, por el contrario ella estaba de acuerdo con él; no podía evitar sentirse ligeramente ofendida. No supo definir que era lo que causaba aquella sensación, lo cual no era nada novedoso pues la neozelandesa tenía un despiste selectivo – inconsciente también – que hacía que no supiera interpretar indirectas sin la ayuda de alguien que las señalara. Permaneció en silencio el mayor tiempo que permitió la conversación – luego de decidir, intentar ignorarlo – pero no duró mucho pues oscilaba entre creer que le tomaba el pelo o solo era cosa de la propia imaginación, y al final, la conversación terminó por parecerle más interesante  — No sé si es bueno o malo, eso lo sabrás tú. Sólo lo resalté, lo hubiera pensado de todos modos. — se encogió de hombros como para dar finalizado aquello para volver sobre lo que si despertó su curiosidad   — ¿Ambiguo como relativo o qué? Lo normal digo. — preguntó nuevamente animada, aunque sin exponer mucho su estado de ánimo.

Sus ojos se abrieron de par en par en cuanto la mención de la temporada del programa fue hecha — No me digas más. No quiero spoilers por favor — pidió, aunque era una práctica estúpida ya que tarde o temprano sucedería algo en algún capítulo que despertaría su curiosidad así que iría a internet y terminaría spoileandose todo, ella misma. Charlie era de las que llegaba a la mitad del libro e iba a leer el final. Se encogió de hombros pensativa — Pero a veces, el exceso de información genera desinformación. — no estaba segura de haberse hecho entender, ni siquiera sabía si desinformación era una palabra válida. No era su intención llevarle la contraria, simplemente le gustaba poner todas las opciones sobre la mesa y ver de que manera reaccionaba su interlocutor, era lo que hacía para conocer a los demás. Lo único malo, era que tenía que exponerse a sí misma pero como no tenía mucho que ocultar ni era de las que pretendían ser cosas que no eran, no perdía nada. Notó una ligera variación en el semblante ajeno, y es que eso sucedía con las personas que era impasibles todo el tiempo, el más ligero cambio se notaba muchísimo — ¿Dije algo que no debí haber dicho? — además Charlotte era más perceptiva de lo que aparentaba ser, solo que se distraía con facilidad, si no fuera así, tal vez su percepción hubiera sido un método de obtención mucho más eficiente de lo que era actualmente — Me sentí Hagrid por un instante — comentó pensativa más para sí misma que para él.

Sirvió un vaso de jugo y se lo entregó al joven quien con ese simple acto se convertía oficialmente en su invitado. Charlie pensó en aquello unos escasos segundos minetras vertía el líquido, “es increíble como algo tan simple puede cambiar por completo una situación” sentenció mentalmente. Acto seguido, se preparó una taza de té y aunque hubiera preferido el jugo, se decantó por la bebida inglesa para aprovechar los últimos días frescos que permitían disfrutarlo mejor. Asentía a medida que el joven exponía sus concepción sobre el tema. Frunció el ceño al oír la teoría que él consideraba más cierta — ¿En serio? ¿Hechos como cuáles? — preguntó adoptando un tono más serio — Yo creo que es Finn en coma — anunció con un deje de seguridad en el tono de su voz. Bebió, entonces un sorbo de té — Amo cuando revelan datos sobre los shows, series o películas. Ya sabes significados que nosotros no podemos notar pero que los creadores meten como para no dejar cabos sueltos. No sé como hay personas que pueden mirar algo y buscarle la quinta pata a todo. No veo la forma en que disfrutan de algo siendo así. —. Bebió otro poco otorgandole mayor atención entonces, negó inmediatamente al oír su pregunta — No. ¿Por qué? — su madre siempre le había insistido en responder correctamente por lo que de Charlie siempre recibías la oración completa. Cualquier sensación de incomodidad que le joven le causó en un principio, había desaparecido a medida que iban hablando. Comenzaba a acostumbrarse a su presencia distante.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por Josef de Liechtenstein el Jue Nov 23, 2017 5:37 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09


-No, no me refería eso-contestó mirándole con ligereza. –Sino más bien al tema de cómo deberías referirte a nosotros. Descuida, no es como que cometieses un delito o algo-agregó encogiéndose los hombros, restándole importancia al asunto. Por su parte no pregonaba acerca de su título ni de quién era, no necesitaba valorizarse por algo que no le pertenecía realmente, que no lo definía. No quería ser conocido como el príncipe, sino por Josef, como una persona individual. Charlie le sugería cierta actitud, algo que no lograba descifrar, a lo cual suponía era la forma de ser de la azabache, algo que se guardaba para sí misma, y lejos de ello lo respetaba, después de todo, cada uno tenía sus propios secretos o misterios. Una persona sin algo oculto no suscitaba interés, era predecible y por entendimiento común, aburrida.

-Bueno o malo son simples conceptos-reparó en sus palabras, agregando un pequeño comentario que al final no tenía intención alguna más que permitirle expresar una opinión, lejos de proseguir o intervenir modificando el sentido de la conversación. –Como que la normalidad es muy subjetiva, depende del concepto que cada persona tiene, o lo que cree que es-le explicó su forma de entenderlo, mirándola durante todo el proceso.

Disfrutó la reacción de la azabache ante la mención de la temporada, indicaba sin lugar a dudas que no estaba al tanto de ello, y por sus palabras sólo lo enfatizaba. –Si no lo hago yo alguien más lo hará. En internet hay una cantidad de spoilers, gente grabando videos con teorías y cosas de la nueva temporada que…-se cortó y le miró. –Está bien, no diré nada, por ahora-ofreció una sonrisa ligeramente traviesa. Siempre se hacía spoilers a sí mismo, lidiaba con ello, el hacérselo a otra persona no le parecía problemático pero de seguro no pensaban todos igual. –Los excesos siempre llevan al caos. En este caso, cuando la información es de distintas fuentes, y no sabes en cuál confiar. También está el caso de que hay personas que no saben manejar la información correctamente, pasando a tergiversarla, conscientes o no de ello-argumentó, rascándose la nariz suavemente. Desvió por segundos la mirada hacia su alrededor para volver con ella. –Para nada. Es sólo que generalmente las personas no suelen decir que entienden lo que digo. Me miran como si hablase en otro idioma, y eso que uso el inglés para todo-mencionó con una pequeña sonrisa. Podía ser la combinación de palabras que empleaba, el sentido que les daba, o simplemente que no se expresaba como debería, según estándares, más bien.

Jamás se negaría ante el ofrecimiento de comida, claro está, lo líquido no le ofrecía real satisfacción como lo haría un alimento sólido, el hecho de masticar producía saciedad lo cual era imposible con lo que no tenía una forma definida. Pero no estaba allí para eso, ni para ser atendido, de hecho ya se había alejado de su verdadera misión. Tampoco es que demostrase desagrado o ganas de marcharse, por cierto. Rodeó con sus dedos el cristal con fuerza, llevándolo hacia su boca para darle un ligero sorbo, degustando el sabor que provenía del líquido así mismo la temperatura misma, ligeramente fría. Lo sostuvo en su mano izquierda mientras con la diestra tanteaba el control remoto. Frunció el ceño cuando el aparato no respondía ante el comando que ejecutaba, sin embargo, no era problema de este, sino de la televisión en sí que no lo permitía. Varió su gesto y se volteó hacia Charlie, para responderle mientras dejaba unos minutos en paz a la televisión, quizás con algo de tiempo podría concebir otra estrategia. –Contestando a tu pregunta-comentó mientras le daba otro sorbo al jugo. –La existencia de Fiona y Cake, que son personajes alternativos, todo el universo que el Rey Helado cuenta. Es un hecho, es un libro que él tiene, que cuenta a los demás, por ende, podría ser bastante probable que fuese una historia contada dentro de otra historia. O algo así, tenía más sentido en mi cabeza-rió al expresarse. –Sobre todo cuando ya terminaron. Creaste toda una idea acerca de ello, y luego con un simple dato todo se desmorona-esbozó mirándole con neutralidad. –A veces hasta te hacen sentir idiota, digo, son cosas pequeñas y te preguntas, ¿Cómo no lo pensé?. Era tan obvio-nuevamente acercó el jugo y lo dejó fluir a través de su garganta. –A mí me ha pasado, es una mezcla entre asombro y decepción contigo mismo-la sonrisa brotó para acompañar sus palabras.

Disfrutó el interés que mostraba su compañera de aquel momento, no podía decir que era real o simple cortesía, más tampoco era de su incumbencia, debía de tratarla acorde a lo que recibía de esta. –Porque son contadas por las personas, independiente de quién, o el medio que se utilice. Siendo difundida por una persona la noticia carecerá de objetividad, por el contrario será subjetiva. Después de todo somos seres humanos, inconsistentes-se encogió de hombros. Siempre era bastante centrado en sus discursos, más que eso, se podría decir que sus palabras eran ásperas, sin adornar nada, mordaces de ser necesario. Tomó todo lo que quedaba del líquido dejándolo vacío. -¿Tienes un poco más?-preguntó con una sonrisa genuina, Josef nunca tenía suficiente con los alimentos.




I've seen your face
before my,  
friend.


Miembro Dragon

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
451

PB :
B.D

Apodo :
Jo

Nacionalidad :
Liechtensteiniano

Pareja :
Ácido+Base

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Química

Frase corta :
Money is the anthem

Dato 4 :
of success

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Lun Dic 11, 2017 11:01 pm

Salón de la tv.  • 7:30 p.m. • 27/09
No supo en ningún momento cómo interpretar la actitud ajena. Una parte decía que lo estaba aburriendo, otra aseguraba que lo incomodaba, sin embargo a pesar de que la posibilidad de la carencia de interés en conversar por parte de su interlocutor flotaba en el aire, la cuestión de los tratamientos quedó zanjada al agotarse cualquier recurso que fomentara la discusión. En este punto es válido admitir que Charlie no podía evitar sentir que caminaba sobre hielo hablando con él,  quién parecía mantenerse alejado de ella como si estuviera en un pedestal que no debía ni quería abandonar. Tal vez, probablemente sólo era su cultura, la que difería demasiado de la neozelandesa, dónde todos se trataban como si fueran familia. Se encogió de hombros otorgándole razón a su sentencia y procedió a replantear su sentencia con el fin de explicar lo que había querido decir con anterioridad — Mi normal sería entonces ser alguien más relajada que se salta los protocolos, para ser un poco hiperactiva y rozar peligrosamente la vulgaridad. — sonrió de lado, antes de añadirle lo créditos a quien había pronunciado aquella frase — Eso, según mi madre. — explicó.

Por unos instantes, Charlie creyó que al joven se le iría la lengua, ya fuera como un gesto malicioso o un simple descuido, daría lo mismo, un estropeamiento del show, pero para el alivio de la joven, el rubio se detuvo antes de entregar los tan temibles spoiler sintiendo además de la tranquilidad provocada por la ausencia de la novedad indeseada, una sutil satisfacción por la broma de la cual era partícipe (incluso cuando él se divertía a sus costillas) — Gracias. — murmuró sincera, gracias a la renovada simpatía que sentía hacia él como consecuencia inmediata del gusto compartido. Enfocó la mirada en la figura ajena prestando atención al cambio de las expresiones que acompañaban a su discurso. Lo cierto es que le fascinó la manera en que fue hilando las palabras expresando con fluidez lo que provenía de su mente. Aquello a veces, se convertía en un impedimento para la siren, quien tendía a liar sus pensamientos evitando así que pudieran ser expuestos con claridad. Sonrió acomodando un mechón de su pelo — No deberías tomarlo tan personal. — pausa — Me refiero a que en la mayoría de los casos probablemente no sea tu culpa. Es un hecho que las personas no saben escuchar, solo retienen lo que quieren oír — ¿Cómo es que Charlie era experta en el tema? Simple, había sido una practicante asidua de la audición selectiva, corregida por sus padres durante dos años en los que la defensa era un lujo al cual no pudo acceder luego de que su sentencia fuera pronunciada.

Nuevamente se convirtió en oyente, pero en esta ocasión el escenario que se formaba a raíz de las palabras de Josef, era mucho más colorido: un desfile de personajes de Hora Aventura sucedía en la mente de Charlie, era como si cada uno fuera sospechoso de un delito. Dejaban de ser caricaturas para convertirse en sujetos de investigación bajo una lupa — Leí algo de eso. También me pareció válida. — admitió pensativa — Pero entre nos, la teoría del Finn en coma, me consuela ¿sabes? Existen tantos niños así, que me aferro a la posibilidad de que puedan crear una realidad alternativa mientras tanto. — el carmesí tiñó sus mejillas apenas culminó su breve monologo pues caía en la cuenta de que había expresado algo que tal vez era demasiado intimo para ser compartido con el joven Liechtenstein. Negó a continuación — Creo que entiendo a lo que te refieres. Es una idea bastante compleja, es como hablar de saltos en el tiempo e intentar descifrar cómo funcionan los futuros paralelos que se forman con la modificación del presente “Parezco drogada con tanto divague” pensó, ligeramente alarmada por la impresión que pudiera causar. También pasó por lo que mencionaba — Sí. Es preferente esa decepción personal. Peor es cuando las revelaciones te hacen notar que todo lo que creíste, no era así. — se detuvo unos segundos al comprender que no estaba explicando su pensamiento — Ya sabes, cuando te revelan detalles de la historia luego de que en la práctica haya finalizado o cuando aclaran que querían matar a cierto personaje pero no lo hicieron por los ratings. Esas cosas me frustran. — sentenció con seguridad.

La duda fue plantada de forma sutil por el joven sin embargo con cada segundo que pasaba, el interés de Charlie en conocer el por qué no hacía más que aumentar, era evidente por la expresión de su rostro que el interés era genuino. En cuanto la respuesta fue dada, la joven frunció el ceño — Esperaba algo más… misterioso — soltó de pronto — ¡Pensé en conspiraciones! Eso me pasa por hablar de teorías sobre Hora de Aventura. — dicho aquello le fue imposible  contener la carcajada que retumbó en la habitación — Si.. — dejo la sentencia inconclusa mientras posaba la mirada en la jarra vacía — En la cocina. ¿Me acompañas?. — indagó. Volvió a pensar en lo que había dicho — ¿Crees que somos inconsistentes en todos los aspectos de la vida o solo cuando de forjar opiniones se trata?. —.




She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Finn y Jake me esperan + Josef A. Liechtenstein.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Auckland

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.