Últimos temas
» Temas finalizados
Hoy a las 7:07 am por Jagger B. Weitzer

» Adelaide Gautier | ID Complete
Hoy a las 5:17 am por L. Eliza Selwyn

» Registro de Ausencias.
Hoy a las 12:12 am por H. Gaunthier Burchard

» Equinox RPG | Confirmación élite
Ayer a las 4:09 pm por Invitado

» Why are you here?
Ayer a las 12:38 pm por Naomi Williams

» Mirror, mirror on the Wall || Conf. Elite
Ayer a las 12:24 pm por Invitado

» Hand of Glory || Cambio de botón - Afiliación normal
Ayer a las 5:28 am por L. Eliza Selwyn

» Verdad o Reto - Lanzamiento de dados HYDRAS
Ayer a las 2:53 am por Narrador

» Hello you.|| Tramas
Dom Oct 15, 2017 9:37 pm por Aeron G. Thompson


téo joão mendes + id.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

téo joão mendes + id.

Mensaje por T. J. Mendes el Mar Sep 12, 2017 3:25 pm

T. J.
Mendes.
Téo João Mendes.
11 de septiembre.
27 años.
Brasilero.
Baja.
Homosexual.
Hydras.
Ing. mecánica.
Don Benjamin.


Personalidad
GUSTOS: el café frío, mantenerse en forma con ejercicios y visitas diarias del gimnasio, el dibujo, comprendiendo diferentes estilos como realismo y abstracto, los tatuajes, las motocicletas, los idiomas, la música electrónica, las galletas duras.
DISGUSTOS: el mango, el pescado, madrugar, enfermarse, las mentiras, la música pop, los dulces extremadamente azucarados, los gatos, el drama, el silencio.

Huraño, intratable y arisco. Resulta ser alguien que proclama ser incomprendido, provocando entonces un rechazo al mundo entero. Ha vivido lo suficiente para saber qué el mundo nunca estuvo de su parte y que la suerte no es más que cuestión de tonterías inventadas para alegrar a los demás. Pero para Téo las cosas no son así, clama ser realista —aunque en realidad, es un pesimista. El moreno ve las cosas desde un punto de vista que no suele ser apreciado o indagado, convirtiéndolo en una persona confusa y, primordialmente, juzgada por muchos pero sucede que para João no existen escalas de grises, sólo hay negro y blanco. Y él, con aires objetivos y desinteresados, se riñe por lo que habla la razón y no por lo que dictamina su corazón. Los hechos van por encima de los sentimientos y las experiencias van por encima de los escenarios de «qué tal si…»

Esto también lo convierte en alguien calculador y si ha de tomarse días para tomar una decisión importante, TJ lo hará. No se apresura al ritmo de las demás personas, sino que va calmado con lo que lo rodea. Desde su vida personal, pasando por relaciones íntimas y laborales, hasta por cosas tan diminutas que parecía que no tuvieran importancia. Eduardo también llega a ser un hombre de convicciones firmes, creyendo que ha estado el suficiente vivo para saber qué decisión o camino tomar. Todo esto gracias a los vívidos recuerdos de su niñez o de su juventud. Como antes, él cree que las experiencias propias valen más que situaciones imaginarias y, por supuesto, él afirma que solamente se pueden aprender de experiencias propias y no de vivencias ajenas relatadas entre cervezas y regocijos incensarios.

Como podrás asumir, es serio. Y su seriedad le cohíbe de mantener amistades o conversaciones amenas. Su repelente personalidad es la que lo mantiene alejado de las aglomeraciones de personas y de la civilización en pleno. Casi nunca se muestra amigable con alguien, y entonces nadie sabe muy bien cómo comportarse a su alrededor. Su presencia es dura, fuerte como el acero, y cuando se dirige a ti lo hace resuelto, decidido. Cuando le miras, su mirada es fija como si traspasara tu alma, así que ten cuidado con esa apariencia serena y tranquila: no es más que una simple fachada.

Pero relacionándose con otros —¡resulta difícil pero no imposible!— llega a tener un cambio no tan notable como le gustaría. Mendes puede resultar, para algunas personas, adorable. Un gruñón con sentimientos, ¡quién lo diría! Bajo esa coraza de constante aborrecimiento se encuentra una criatura casi benevolente. Y si bien no resulta comprender a los demás, por el simple hecho de encerrarse —por voluntad propia— a sí mismo de todos, puede llegar a ser un excelente consejero y un leal amigo. De todas formas, el brasilero quiere construir un futuro sobre unos nuevos cimientos, aunque es más que consciente que sus fantasmas le persiguen a toda costa.

Historia
Río de Janeiro, Brasil. 1959.
Livia Mendes conoció a Bruno Oliveira en los carnavales. Ambos eran unos jóvenes muchachos que pensaban que podían devorar al mundo que tenían presente, creían firmemente que tenían al globo terráqueo sobre sus manos y que eran capaces de hacer lo que les apetecía. Estas ideologías llenas de esperanzas y teñidas de liderazgo innato, combinadas por las músicas brasileras, la poca prenda y la necesidad del festejo, ambos asumieron que su amor era puro y verdadero. Decidieron casarse años posteriores a su noviazgo y, poco después, se mudaron a la ciudad de origen de Bruno. Livia lo había dejado todo en Río: a su familia, sus estudios universitarios, sus amistades… todo por aquel hombre y ella creía que estaba haciendo lo que era correcto para la pareja y para la futura familia que estarían formando.

Recife, Brasil. 1990.
Un moreno de ojos claros nació bajo el nombre de Téo Mendes, hijo unigénito de Livia y Bruno, en septiembre en los inicios de aquella década. Conforme iba creciendo, TJ —como muchos le decían— iba forjando una personalidad casi preocupante para la edad de un niño. No podía relacionarse con demasiados por su seriedad y eran pocos los amigos que podía tener de pequeño, ya que en ocasiones era tan violento y agresivo que los demás compañeros de clase le huían. Le llevaron a diferentes psiquiatras y estas sesiones fueron, para Bruno, una exagerada cantidad de dinero perdido: Téo no cambiaba.

La vida económica para la familia Mendes–Oliveira se hizo dura. Había ocasiones en las que el pobre niño debía ir a dormir sin cenar para poder desayunar el día siguiente. Esto, por supuesto, trajo conflictos a la pareja: provocando infinitas discusiones que no eran calmadas por disculpas o afectos íntimos de amor. No, era algo más allá. Livia comenzó a culpar a Bruno de su incapacidad laboral, alegando que la había convertido en alguien inútil, mientras que Bruno alegaba que eso era una decisión que ella había tomado por su cuenta cuando se largó de Río de Janeiro. Las discusiones pasaron a ser más acaloradas y Téo era el único público presente de aquel espectáculo titulado «el derrumbe del matrimonio de Liv y Bruno».

Pasó a mayores: Bruno golpeó a Livia.

Esto, por supuesto, trajo consecuencias para Bruno. Ella colocó la denuncia y él fue directo a prisión por verdaderas y mentiras que ella había inventado para ser substanciada por entes gubernamentales y conseguir dinero para volar de nuevo a Río de Janeiro. Allí TJ comenzaría un nuevo capítulo de su vida. Uno del cual se arrepentiría de haber escrito.

Río de Janeiro, Brasil. 2001.
Téo, con once años, llegó a Río de Janeiro buscando posibilidades de empezar una vida alejada de muchos problemas que dejó en Recife. Pero no se había percatado que él, en cuestión, era un problema. Livia ya no podía verlo a la cara, pues, sus facciones masculinas le recordaban a Bruno en demasía a tal punto de llegar a detestar a su criatura, a aquel hijo que concibió y que tanto había deseado. Dejó que sus sentimientos se involucrasen y gobernasen su mente y, poco tiempo después, lo abandonó. Ella se casó con un turista y voló hasta Venezuela para vivir cómodamente en la ciudad de Caracas y emprender una nueva vida alejada de su pasado brasilero.

Esto, por supuesto, fue impactante para Téo. Quién, al ser una víctima de problemas que no estaban relacionados directamente con él, tuvo que vivir con un sentimiento de odio hacia las demás personas. Contactó con su abuela materna, Alissa, y vivió con ella. Issa cubrió el amor que el niño necesitaba y se encargó de él en diferentes aspectos (educacional, laboral, parental…), estableciendo una relación especial con su nieto.

Con quince años él conoció los placeres del mundo. Drogas, el sexo, el alcohol, las fiestas, las peleas callejeras y, por encima de todas las cosas, el motor y la grasa de la gasolina. Al finalizar sus estudios secundarios, se preparó para trabajar en un taller mecánico de un amigo de su abuela, Mateus Cunha, y comenzó una amistad con el hijo de aquel hombre, Santiago. Aquel chico de tez blanca y cabello dorado impactó en la vida del moreno de ojos claros a tal punto de cuestionar su sexualidad y, en necesidad de libido, consumió su homosexualidad y, por vergüenza, decidió cortar lazos con aquella familia Cunha.

Escapó de Río de Janeiro sin dar explicaciones. La simple idea de continuar en la ciudad del pecado brasilera era, para él, una prisión. Tenía también que dejar su pasado allí y, con ello, su familia y a Santiago.

Buenos Aires, Argentina. 2010.
Consiguió trabajo en la capital del país como mecánico de un taller. Allí nadie le conocía y nadie podría saber de él. Hizo una nueva vida que, posteriormente, le agradó. Conoció a diferentes personas que hicieron de su vida algo más agradable. Perdió el contacto con Alissa Mendes y con los Cunha. Su padre Bruno había quedado en el olvido y su madre Livia, para él, no era más que una hija de perra. En sus movidas en Buenos Aires conoció a Miguel Blancas, un joven que tenía intenciones de mudarse a Oceanía para buscar posibilidades de construir una vida, y tal amistad con Téo le hizo invitarlo. João no tardó en aceptar.

Auckland, Nueva Zelanda. 2014.
Llegó a Oceanía con ansías de comerse al mundo. Pensó que podía devorarse al mundo que tenía presente, creía firmemente que tenía al globo terráqueo sobre sus manos y que eran capaz de hacer lo que le apetecía. Comenzó a trabajar en diferentes lugares hasta conseguir un empleo que podía costearse la vida que él quería: stripper de un club.

Miguel comenzó a estudiar en la universidad de aquella ciudad y él, motivado por su amigo, decidió que quería ser alguien en un futuro. El año siguiente aplicó para estudiar en la universidad de Auckland, anexándose a la fraternidad de Hydras que creía que era la más indicada para él. Actualmente lleva ya dos años de su carrera de ingeniería mecánica, adelantando algunos semestres, sigue trabajando como bailarín erótico para aquel club de striptease y vive su vida como está escrita en el presente, olvidándose de su pasado.
Otros Datos
Nueva Zelanda

♦ Lleva tres años en Nueva Zelanda, estando en tierras oceánicas desde el 2014, y recientemente ha conseguido su nacionalización permanente. Tiene las intenciones claras de permanecer en Auckland para desentenderse de Brasil y todo lo que se refiere a América Latina. La ciudad lo tiene enamorado desde el segundo que pisó el aeropuerto internacional y, sin lugar a dudas, vive cómodo. Tiene un departamento céntrico en la ciudad pero duerme en la fraternidad. Trabaja como stripper para un club de striptease. Y se mueve por las calles de la ciudad con su motocicleta.

¿Cuál es su posición frente al grupo xenófobo?
Tiene muchos problemas en su cabeza para importarle la xenofobia que hay o no hay en el país. Él sabe que en todos lados hay un grupo de personas que se consideran patrióticas y creen firmemente que a los extranjeros hay que alejarlos a toda costa y que por otra mano hay personas que aceptan a estas nuevas personas que desean vivir una nueva experiencia en tierras desconocidas. Téo, por moral, no apoya la xenofobia. Pero dentro de Auckland, manifiesta un desinterés evidenciable frente al tema y si alguien le pregunta: él responderá que no le importa.

Fraternidad

¿Qué crees es lo más importante dentro de una fraternidad?
Qué nadie se meta con las cosas de nadie. El respeto, para él, es fundamental.

¿Cómo desea que sea la percepción que los demás tienen de él?
A TJ no le importa como lo vean. Si lo ven como el chico malo o el chico serio de la película. El príncipe azul que, de primeras, es un sapo que no parecía tener remedio. O aquel gato perezoso que recorre la basura con sigilosos movimientos para atacarte. Él considera que la imagen que da es subjetiva para todo aquel que lo perciba de una manera distinta. João se presta para ayudar a sus hermanos de la fraternidad en caso de hacerlo y apoyar diferentes actividades que se hagan (en su mayoría, fiestas). Pero a él no le importa mucho como le vean.

¿Qué puede entregarle a la fraternidad?
Lo que sea necesario, siempre y cuando él lo tenga a su alcance. Además de compañerismo —un poco turbio, pero sí que apoya—, compromiso y responsabilidad.

Actualizaciones
Texto aquí.
Auckland




Última edición por X. Zach McGhee el Mar Sep 12, 2017 9:49 pm, editado 3 veces

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
5

PB :
D. B.

Apodo :
¿TJ no te vale?

Nacionalidad :
Brasilero.

Pareja :
Le pertenezco al vodka.

Clase social :
Baja.

Carrera/ocupación :
Ing. mecánica.

Frase corta :
We don't fight fair.

Dato 4 :
Stripper.

Auckland

Volver arriba Ir abajo

Re: téo joão mendes + id.

Mensaje por Reed J. Ashworth el Mar Sep 12, 2017 6:29 pm


En proceso
Postea cuando termines.





EkaraGal:


Miembro Ekaras

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
904

PB :
Phoebe Tonkin..

Apodo :
No tengo apodo

Nacionalidad :
Kiwi.

Pareja :
A.T.

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Estudiante

Frase corta :
ahakoa he iti he pounamu

Dato 4 :
Aries

Volver arriba Ir abajo

Re: téo joão mendes + id.

Mensaje por T. J. Mendes el Miér Sep 13, 2017 11:43 am

Hecho.
¿Me podrían cambiar el nombre a T. J. Mendes? Por favor y gracias de antemano.


we don't fight fair.

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
5

PB :
D. B.

Apodo :
¿TJ no te vale?

Nacionalidad :
Brasilero.

Pareja :
Le pertenezco al vodka.

Clase social :
Baja.

Carrera/ocupación :
Ing. mecánica.

Frase corta :
We don't fight fair.

Dato 4 :
Stripper.

Auckland

Volver arriba Ir abajo

Re: téo joão mendes + id.

Mensaje por Danilo E. Norelli el Miér Sep 13, 2017 5:19 pm


¡En Proceso!
¡Tienes MP!


Líder Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
653

PB :
Simon Nessman

Apodo :
Dan - Nilo

Nacionalidad :
Italiano

Pareja :
Un mineral precioso.

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Estudiante de pediatría

Frase corta :
Inserte frase aquí :)

Dato 4 :
Tramas a un mp (:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.