Últimos temas

1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por C. Sophia Lovelace el Mar Jun 13, 2017 8:21 am

Sophia

La música estaba a tope, era estruendosa, invitaba a bailar y había tanta gente que era imposible moverse sin pisar a nadie. El ambiente podía catalogarse de claustrofóbico debido a la cantidad de clientes que el bar tenía aquella noche. Las luces de vez en cuando cegaban a todos, iluminaban la sala al completo o a veces se apagaban para dejar paso a la luz ultravioleta y había que valerse de los objetos blancos para poder ver algo. No era el sitio más exclusivo de la ciudad, ni el más caro, ni el mejor situado pero sí que tenía las mejores copas, y quizá por eso estaban allí Circe y Sophia, riendo y bebiendo. Sophia, por una noche se olvidó de lo especialita que solía ser con cualquier cosa, se olvidó de que normalmente ponía pegas a todo. Estaba con una de sus hermanas, estaban de fiesta y no les importaba en absoluto que al día siguiente tuvieran clase. Alzó la mano, llamando al camarero hacia la zona de la barra en la que se habían sentado al iniciar la noche y ordenó una nueva bandeja de chupitos. Casi al instante aparecieron los respectivos vasos, llenos de alcohol de distintos colores y gradaciones.

- Hoy no salimos de aquí si no nos terminamos todos.- Dijo, dándole uno a Circe y quedándose con otro para ella. Llevaban ya varias copas, y ahora tenían por delante otras veinticuatro que deberían acabar si no querían ser la burla del resto de sus compañeras de fraternidad. Doce chupitos para cada una significaba que probablemente volviesen a casa arrastrándose, pero, ¿qué importaba? Además, tras el tiempo en Coachella y la fiesta en la casa de los Ekaras, ambas se habían ido acercando hasta darse cuenta de que a pesar que Aiden era amiga de una y ex-pareja de la otra, en verdad no eran tan diferentes y podían pasarlo bien juntas.


Última edición por C. Sophia Lovelace el Miér Jun 14, 2017 5:44 pm, editado 1 vez


Now I am a man-eater, in more than just one way...

who got the power?:
Líder Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
321

PB :
Aarika Wolf

Apodo :
Sophia

Nacionalidad :
Proud British

Pareja :
married with uk

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Enfermería

Frase corta :
I'm a bitch

Dato 4 :
with money and power

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Circe E. Nygma el Mar Jun 13, 2017 12:50 pm

Outfit

Una de las cosas que más me gustaba era hacer planes con mis hermanas sirens, del tipo que fueran, pero si implicaba salir de fiesta mucho mejor. No es que nos pasáramos el día bebiendo o desfasando, pero sí que sabíamos cómo divertirnos, y prueba de ello eran las fiestas que nosotras mismas organizábamos a menudo. Y aquella noche estábamos dispuestas a quemar la pista y disfrutar hasta que no pudiéramos más, aunque la mayoría decidieron quedarse en casa por diversas razones. Al principio estuve tentada a hacer lo mismo, ya que mi mejor amiga no venía, pero finalmente me animé. Al final el plan se había reducido únicamente a Sophia y a mí, y aunque hacía unos meses no me caía especialmente bien, habíamos ido tratando en la fraternidad y la verdad era que nos llevábamos bastante bien. De hecho, aún recordaba lo animada que había estado en Coachella echándome encima polvitos de colores para que volara como un hada y sólo ese recuerdo me hacía reír.

Ya llevábamos unas cuantas copas cuando mi hermana pidió aquellos chupitos de colores que tenían igual de buena pinta que apariencia de ser bastante potentes. Cogí el de color rojo y lo alcé hacia ella. - Por una noche o bien inolvidable o bien difícil de recordar. - No es que estuviera demasiado borracha, pero sí que notaba ya el efecto del alcohol en mi cuerpo y en el número de sonrisas por minuto que dejaba escapar. Me lo estaba pasando bien, y ni siquiera me apetecía mirar a ver si había algún chico interesante en aquel bar, sólo quería beber y bailar Y si al día siguiente no recordábamos nada, sería una buena señal de que nos lo habíamos pasado muy bien y podríamos dar envidia a todas las demás por no haber querido unirse a nosotras.



Sirens:
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
281

PB :
Karlie Kloss

Apodo :
Cir, Enigma, Circus

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
-

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Psicología

Frase corta :
Just an enigma

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Summer M. Cavaliere el Jue Jul 06, 2017 6:53 am

Discoteca • 01:30 • Circe&Sophia • Outfit

Llevaba un día agotador, había tenido un examen a primera hora muy extenso y después se había pasado el resto del tiempo encerrada estudiando en la biblioteca. Al llegar a la fraternidad a media tarde lo único que le apetecía era tumbarse en la cama a descansar y así lo hizo, cayó rendida durmiéndose sobre su almohada. Un fuerte ruido en la habitación la despertó, Mad llegaba ahora para irse a la cama, no sabía que hora era ni cuanto tiempo había pasado desde que llegó. Miró el reloj y se dio cuenta de que era demasiado tarde y lo peor es que ya no tenía sueño para seguir durmiendo. Su hermana le dijo que algunas de sus compañeras habían salido a tomar algo pero que ella había preferido quedarse en la fraternidad. Sum se arregló todo lo rápido que pudo y se dirigió con prisas al bar donde le habían dicho que las Sirens estarían.

Al llegar el local estaba abarrotado de gente, ya no solo dentro sino también la entrada, en la que había una gran cola de gente, por suerte no era la primera que venía allí y el portero ya la conocía, así que le saludó y la dejo pasar sin ningún problema. Ahora debería encontrar a sus amigas entre esa masa de personas, con la música excesivamente alta y sin un espacio en el que poder moverse. Intentaba apartar a la gente a su paso utilizando las manos y a base de codazos, no era un sitio especialmente lujoso pero se podía bailar y tomar las mejores copas por eso no le disgustaba en absoluto. Digamos que Sum no es especialmente alta, por lo que le costaba reconocer las caras de la gente mientras caminaba. Se acercó como pudo a la barra para ver si se encontraban por allí y de paso pedir una copa para alcanzar a sus compañeras, las que suponía que por la hora que era ya debían llevar unas tres o cuatro encima. Al terminar de pedir su ron con cola miró a su izquierda y allí las vio, mientras les servían unos shots de colores. Levantó la mano pero entre el ruido y la música era imposible que la vieran desde donde estaba así que ya con su copa en la mano se intentó abrir paso hasta ellas. - ¡Chicas! - Exclamó mientras se acercaba por detrás. - ¡Por fin os encuentro! - Alzó el vaso a modo de saludo mientras se dejaba llevar por la música que sonaba en ese momento.



Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
82

PB :
A.B.

Apodo :
Sum

Nacionalidad :
Italiana

Pareja :
Pareja

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Derecho

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por C. Sophia Lovelace el Vie Jul 07, 2017 3:32 pm

Sophia

Cuando salían todas juntas significaba que la diversión estaba asegurada como en Coachella; sin embargo, a veces había pequeños grupitos de Sirens que se escapaban una noche por ahí, y la fiesta jamás se quedaba corta en comparación con los desfases de la fraternidad al completo. Allí todas eran como hermanas de verdad de modo que estuviese acompañada de una o de veinte, sabía que aquella noche iba a ser para recordar. Además de que Circe y ella habían logrado conectar a pesar de Aiden y su amistad con la rubia. Y al ver que ella alzaba un chupito de color rojo, Sophia se lanzó a por uno verde e hizo el mismo gesto que su hermana. De un trago vació el vaso, sintiendo cómo el alcohol ardía por dentro de su cuerpo. Definitivamente aquella bandeja que había pedido estaba cargada de licores fuertes, y probablemente al día siguiente tuviesen una resaca de caballo, pero apareció un alma caritativa dispuesta a compartir la borrachera de las dos sirenas.

Summer se abrió paso entre la gente apelotonada con una bebida ya en la mano y meciéndose al ritmo de la música.- ¡Summer!- Saludó en cuanto la tuvo lo suficientemente cerca para oírla a pesar de lo alta que estaba la música.- Tienes que ponerte a tono, que Cir y yo te llevamos ventaja.- Dijo entre risas cambiando su copa por otro chupito del mismo color que ella se había bebido. Mientras cambiaba los vasos de manos de la italiana a las suyas y viceversa, un cuerpo impactó contra Sophia, que le hizo derramar el chupito por completo y parte del cóctel de Summer.

- Perdón chicas, me han empujado.- El joven que había chocado contra ellas se disculpó casi de manera ininteligible y no ayudaba el estado en el que la inglesa empezaba a encontrarse con el alcohol haciéndole efecto. De los cuatro, él era el que peor iba, pero Sophia y Circe tampoco estaban sobrias.- Debo estar en el cielo.- Dijo, mirando a las tres Sirens de una manera nada discreta. No se decidía a cual entrarle.

- ¿Has terminado? Venga, lárgate.- Le espetó Sophia, sin prestar atención al tan manido piropo mientras miraba su ropa que había quedado mojada al verterse el contenido de los vasos. Posiblemente el vestido que llevaba valía más que la casa de aquel chico.

Spoiler:
Off: Este chico será uno de los participantes en la pelea, y lo manejaremos las 3 como pnj en nuestros post. Limegreen para sus intervenciones.


Now I am a man-eater, in more than just one way...

who got the power?:
Líder Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
321

PB :
Aarika Wolf

Apodo :
Sophia

Nacionalidad :
Proud British

Pareja :
married with uk

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Enfermería

Frase corta :
I'm a bitch

Dato 4 :
with money and power

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Circe E. Nygma el Vie Jul 28, 2017 10:00 am

Outfit

Tras brindar con Sophia, que había cogido el chupito de color verde, alcé el pequeño vasito y lo vacié de una sola vez en mi boca, notando lo fuerte que estaba de alcohol. No sabía qué tipo de licores había en cada uno de ellos, pero tenía la impresión de que ninguno iba a ser precisamente suave, aunque en realidad de eso se trataba. La morena fue la primera que se dio cuenta de que alguien se acercaba a nosotras, y cuando me giré vi a Summer, que al fin había decidido unirse a la fiesta, aunque parecía que ninguna otra siren se había animado a última hora. - ¡Bienvenida! - Le di un pequeño abrazo, intentando no derramar la copa que llevaba de la mano, y esperé al intercambio de bebidas que estaba haciendo Sophia en sus manos, deseando ver la reacción de la rubia al contenido del chupito.

Se notaba que el local empezaba a llenarse cada vez más, con sus consiguientes golpes y empujones y el hecho de tener que estar todos más apretados de lo que quisiéramos, sobre todo los que estábamos junto a la barra y que nos llevábamos la peor parte. Por eso, cuando alguien se chocó contra Sophia, creí que no era más que eso, un simple empujón a pesar de que le había hecho derramar gran parte de las dos bebidas que tenía en las manos. Pero, para no variar, lo que más le interesó al sujeto en cuestión fueron nuestros escotes y nuestras piernas, aunque probablemente estaría pensando a quién abrírselas. Tomé una servilleta para intentar limpiar un poco el vestido de mi hermana justo cuando comprendí que no había sido un simple empujón, sino que aquello era una pelea que estaba teniendo lugar justo a nuestro lado. Lo peor fue que lo comprobé cuando nuestro nuevo e indeseado acompañante se apartó y el puñetazo que iba dirigido a él terminó estampado contra mi labio.

- Joder. ¿Estás bien? - A pesar de haberse librado de un buen golpe, parecía realmente preocupado, incluso se podría decir que su cara mostraba una disculpa por haberme llevado yo lo que seguramente se había ganado él. - Lárgate. ¡Ya! No te acerques a nosotras. Y espero que te dejen la cara hecha un mapa. - Gracias al alcohol que ya llevaba ingerido el dolor no era tan notable, pero sí la sangre que empezaba a salir con bastantes ganas de mi labio inferior.



Sirens:
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
281

PB :
Karlie Kloss

Apodo :
Cir, Enigma, Circus

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
-

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Psicología

Frase corta :
Just an enigma

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por C. Sophia Lovelace el Jue Ago 24, 2017 6:02 pm

Sophia

Ah, le fastidiaba haberse manchado, claro que sí. Sophia era de ese tipo de persona que cuidaba la ropa, que no permitía que tuviese manchas o arrugas, y de las que pensaba que la imagen de una persona era lo más importante. Las primeras impresiones decían mucho de alguien, y ahora llevaba gran parte de la tela que la cubría empapada de alcohol. Lo peor sería cuando empezase a secarse, pues el vestido y las piernas se le quedarían pegajosos y la noche se volvería incómoda. Por suerte, Circe en seguida acudió al rescate, intentando secar el líquido con una servilleta de papel, al menos hasta que lo que en principio había parecido un mero empujón, resultaba ser una pelea en pleno bar.

La rubia acabó llevándose un puñetazo en plena boca, mientras comenzaba a formarse un corrillo alrededor de los participantes de la pelea. Sophia le quitó el trozo de papel de las manos, agarró una nueva servilleta y se la acercó a los labios, dado que había empezado a sangrar. Posiblemente, se hubiese clavado los dientes y así se lo había acabado partiendo, o bien de la fuerza del golpe, pero estaba claro que al final, Circe había salido escaldada de un lío que no era suyo. Ni de Sophia. Ni de Summer.- Summer, ve a pedir un hielo.- Le dijo a la italiana. Al menos estaban a tiempo que impedir que el labio de su hermana se hinchase.- No te muevas.- Se separó del sitio dónde estaban, adentrándose en el corrillo y acercándose al joven que se había dirigido a ellas, completamente borracho y que se había marchado tras musitar unas disculpas hacia la sirena que habían herido por su culpa.

Sophia, achispada por el alcohol, no pensó que meterse en una pelea de bar era lo peor que alguien como ella podía hacer, y directamente al llegar a la altura del chico le asestó un empujón. Y a él no le dio tiempo a girarse para ver quién le había empujado antes de que otro de los participantes en aquella batalla campal le asestase un golpe bien certero a la mandíbula… Posiblemente el que antes había logrado esquivar gracias a Circe. Con la fuerza del impacto cayó hacia atrás, llevándose a Sophia al suelo consigo bajo la atenta mirada de la clientela. El peso muerto del muchacho aplastó a la inglesa, y notó un dolor punzante en uno de los tobillos, posiblemente provocado por la caída y el posterior peso añadido de gratis.

Se había quedado inconsciente con la morena aplastada debajo e intentando librarse de él, pero parecía una misión imposible porque pesaba demasiado para que ella sola pudiese levantarle y salir. Además, tenía la sensación de que se había hecho algo en un pie y que no podría volver andando a la casa Siren… Si es que algún día alguien acudía en su ayuda. Porque la pelea continuaba mientras otro de los amigos del bello durmiente defendía a su amigo KO.


Now I am a man-eater, in more than just one way...

who got the power?:
Líder Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
321

PB :
Aarika Wolf

Apodo :
Sophia

Nacionalidad :
Proud British

Pareja :
married with uk

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Enfermería

Frase corta :
I'm a bitch

Dato 4 :
with money and power

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Circe E. Nygma el Lun Sep 04, 2017 2:08 pm

Outfit

La verdad era que no sentía demasiado el labio, y era todo por culpa del alcohol. Podía notar la sangre brotando sin parar y que ya había manchado mi vestido, lo que sin duda se quitaría mucho peor que una copa derramada encima o que prácticamente cualquier sustancia, ya que la sangre en la ropa era algo que muchas veces te hacía querer tirar la prenda directamente a la basura, algo que para cualquiera de nosotras no supondría demasiado en realidad, ya que podríamos volver a llenar el armario en cuestión de horas. Y aunque no sentía el dolor, sí que podía notar cómo me palpitaba el labio cuando Sophia me puso una servilleta para intentar cortar la hemorragia mientras Summer iba a por un hielo, aunque bien parecía que había ido al polo Norte a cortar un iceberg. Al sentir un pequeño golpe en mi hombro me giré para ver al camarero que nos había servido con un par de hielos envueltos en un trapo que al menos parecía limpio. - Gracias. - Cuando coloqué el frío contra mi labio me di cuenta del calor que hacía allí o del que yo tenía a causa del alcohol y las nuevas emociones del momento.

Tomé otro chupito y me lo bebí de un solo trago antes de volver a aplicar el hielo en el labio, que al menos parecía que ya sangraba menos. Y aunque aún nos quedaban unos cuantos vasitos de colores por vaciar, decidí que le diría a Sophia que volviéramos a sirens, porque aquello se estaba empezando a descontrolar y ya habíamos pasado demasiado sin comerlo ni beberlo. Pero cuando me giré de nuevo en busca de la morena pude ver el empujón que le propinaba ella a quien me había dado el puñetazo y después cómo éste caía inconsciente sobre ella porque esta vez sí le habían acertado en toda la cara. Sin preocuparme de si seguía sangrando o no, dejé sobre la barra el trapo con los hielos ya casi derretidos por completo y me agaché junto a Sophia, que no podía moverse de debajo de aquel tipo borracho. Entre las dos conseguimos apartarlo lo suficiente para que ella pudiera salir de debajo, aunque me di cuenta de que era incapaz de ponerse en pie. - ¿Te has hecho daño? Espera un segundo. - Volví junto a la barra y cogí de nuevo el trapo con lo que quedaba de hielos antes de agacharme de nuevo junto a la inglesa y ponérselo en el tobillo que parecía dolerle. - ¿Crees que podrías andar al menos hasta la calle? Deberíamos marcharnos de aquí y pedir un taxi para volver a casa o ir a urgencias. Esto se está poniendo feo. - Pero no había terminado la frase cuando me pareció escuchar una sirena de policía en el exterior del bar. Sin duda alguien había llamado a las autoridades para detener aquella pelea de borrachos en la que nos habíamos visto envueltas casi sin darnos cuenta.



Sirens:
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
281

PB :
Karlie Kloss

Apodo :
Cir, Enigma, Circus

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
-

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Psicología

Frase corta :
Just an enigma

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por C. Sophia Lovelace el Vie Sep 15, 2017 9:19 am

Sophia

Empujó el cuerpo inerte, aunque poco podía hacer porque había quedado completamente aplastada bajo el peso muerto del chico y necesitaba algo de ayuda para al menos poder liberar los dos brazos, además de que tampoco podía mover las piernas para girarse, pero por suerte apareció Circe al rescate. En cuanto ella le echó un cable, Sophia pudo incoporarse, dejar al tío desmayado a un lado y dirigir la mirada hacia su propio tobillo. Dolía, lo sentía palpitar bajo las tiras de la sandalia, y sabía que pronto se empezaría a hinchar. Lo primero que hizo fue quitarse el zapato antes de que se le pusiera el pie como una bota y fuese imposible descalzarse; entonces con los dedos (y con mucho cuidado) comenzó a tocar por encima de la articulación y luego siguiendo por el empeine, realizando una exploración superficial. Aguantó una mueca de dolor, pues aunque no era médico, era capaz de reconocer que tenía una lesión que requeriría un vendaje, o quizá una tobillera y muletas durante una semana al menos.

Tomó los hielos que la rubia le ofrecía y los situó sobre la zona dolorida, para evitar una hinchazón demasiado grande, aunque era obvio que ni de broma llegaría a evitar tener que pasar por urgencias.- No sé si puedo, Cir…- Admitió, al darse cuenta que estaba tirada en el suelo con un pie inútil. No pesaba mucho, pero que iba a ser incapaz de levantarse sobre una pierna entre el tobillo herido y el alcohol era muy obvio. Pero en ese momento, la gente empezó a ponerse nerviosa al escuchar las sirenas de policía, comenzaron a moverse de un lado a otro intentando salir del bar antes de que todo empeorase (como si la noche no estuviese ya suficientemente estropeada) y el espacio del que disponía Sophia para intentar levantarse quedó visiblemente reducido. A nada que intentase moverse, probablemente se llevaría un pisotón… Tantas piernas pasando por delante de ella le nublaron la visión y comenzó a marearse. Sus manos apenas atinaron a quitarse la otra sandalia y dejarla al lado de la primera mientras luchaba por no sacar todo el alcohol de su cuerpo de una sola vez.

Las sirenas de la policía cesaron en su soniquete, no obstante, por las ventanas del pub se veían las luces, así que el coche debía estar parado en frente, controlando los que entraban y salían.- ¿Qué ha pasado aquí?- Escuchó la voz de una oficial al cerrarse la puerta. Aunque aún quedaban clientes dentro de la estancia, había un silencio sepulcral, solo roto por la voz de aquella mujer. Ni siquiera los camareros dijeron nada, se limitaron a señalar la zona en la que se había dado la pelea, donde estaban las dos chicas en el suelo y el chico inconsciente. Otro policía se abrió paso junto a su compañera y vieron a las liantas en aquella pelea de borrachos, dos chicas y el cuerpo inconsciente de un tercero.- Señoritas, deben acompañarnos, por favor.- Demandó en un tono que no admitía réplica. Más les valía no enfrentarse o las llevarían al cuartel por las malas.

Sophia giró la cabeza a una velocidad que a punto estuvo de parecerse a la niña del exorcista, encontrándose con la oficial que les había dado la orden.- No puedo andar…- Balbuceó, con la lengua tonta por el alcohol. Tantos chupitos no le habían venido bien, ahora le estaban jugando una mala pasada.- Deberían haberlo pensado antes. Es su última oportunidad para seguirnos por las buenas, señoritas.- La inglesa miró a Circe con cara de circunstancias, preguntándole con la mirada qué hacer puesto que no estaban en la mejor de las condiciones para seguir a nadie a ningún lado… Pero tampoco tenían mucha más opción.


Now I am a man-eater, in more than just one way...

who got the power?:
Líder Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
321

PB :
Aarika Wolf

Apodo :
Sophia

Nacionalidad :
Proud British

Pareja :
married with uk

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Enfermería

Frase corta :
I'm a bitch

Dato 4 :
with money and power

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Circe E. Nygma el Dom Sep 24, 2017 5:52 pm

Outfit

No estaba segura de si podría ayudar a Sophia a levantarse, no sólo porque había bebido bastante y me resultaba complicado mantenerme yo misma en equilibrio como para además pretender que ella lo estuviera, sino porque no parecía que fuera capaz de moverse. Al menos había conseguido quitarle a aquel tipo de encima, pero aunque ya no estuviera aplastada bajo el cuerpo inconsciente, el daño ya estaba hecho y el tobillo comenzaba a hincharse cada vez más. Incluso en mi estado y con aquellas luces tan malas podía ver eso, pero tampoco sabía a quién pedir ayuda para que me ayudaran a levantarla y llevarla hasta la puerta, donde sólo tendría que pedir un taxi y, una vez en la fraternidad, cualquiera de nuestras hermanas o cualquier miembro del personal podría ayudarme a llevarla. Lo peor no era que todos estuvieran igual de borrachos que nosotras y en condiciones no muy hábiles como para servir de mucha ayuda, sino que parecíamos estar implicadas en una pelea que había llegado a nosotras y nadie parecía querer acercarse por si también recibían un golpe.

O al menos creía que eso era lo peor, pero lo peor estaba por llegar, ya que aquellos policías que entraron, acabando con la pelea pero también con la fiesta y la diversión, también creyeron que teníamos algo que ver con todo aquello, sobre todo con el chico que estaba tirado en el suelo borracho como una cuba y con un puñetazo en toda la cara, aunque seguramente le habría dolido más el golpe al caer al suelo. Sophia seguía tirada en el suelo sin poder levantarse y yo me encontraba agachada a su lado, sosteniendo aún el trapo con los hielos y presionando con suavidad contra su tobillo, así que ciertamente parecíamos culpables, cuando en realidad éramos las víctimas. - No hemos tenido nada que ver con esto. - Sabía que era una tontería discutir, pero al menos tenía que intentarlo, porque estaba contando la verdad. - Estábamos tomando algo junto a la barra y de repente hemos recibido un empujón, y este puñetazo - Señalé mi labio, que estaba bastante hinchado y me dificultaba el habla, ya de por sí bastante ininteligible debido al alcohol. - iba dirigido hacia él. - Esta vez señalé al hombre que yacía en el suelo, aunque nadie sabía con certeza si estaba inconsciente o dormido.

- ¿Entonces por qué parece que os han golpeado a los dos? - Preguntó la oficial, una pregunta bastante lógica y cuya respuesta aún era más lógica, tanto que me hizo rodar los ojos casi sin darme cuenta. - Porque nos han golpeado a los dos. Primero lo esquivó y me dio a mí y después lo golpearon a él. - Tendrá que contarnos esto en comisaría, y también su amiga. - Bufé, rindiéndome finalmente, y solté el trapo con lo que quedaba de los hielos antes de mirar al otro oficial, que parecía algo menos malhumorado. - ¿Podría ayudarme a levantar a mi amiga? Tiene el pie hinchado porque el que está inconsciente ha caído sobre ella. - Tal vez porque lo había convencido o tal vez porque querían largarse de allí cuanto antes y que no los siguiera mareando, el policía se agachó y tomó a Sophia en brazos, llevándola directamente al coche de policía, donde me senté a su lado, sabiendo que la siguiente parada no sería sirens, sino la comisaría.


Última edición por Circe E. Nygma el Dom Oct 22, 2017 1:39 pm, editado 2 veces



Sirens:
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
281

PB :
Karlie Kloss

Apodo :
Cir, Enigma, Circus

Nacionalidad :
Australiana

Pareja :
-

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Psicología

Frase corta :
Just an enigma

Dato 4 :
-

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por C. Sophia Lovelace el Vie Oct 06, 2017 9:09 am

Sophia

Circe intentó defenderse de las acusaciones, del mismo modo que también intentó que no se inculpase a Sophia por haber estado implicadas en una pelea que les había llegado sin comerlo ni beberlo. Explicó la situación lo más rápido posible para evitar las consecuencias de haber sido señaladas como las liantas de la noche, pero no tuvieron suerte. La agente las tenía todas consigo para acusar a las chicas, y de verdad parecían las protagonistas del altercado así que no pudo hacer más que insistir de nuevo ante las palabras de la Siren. Nadie más salió en defensa de las jóvenes, ni siquiera Summer, que por lo visto, había aprovechado el revuelo para volver a la mansión sin decir ni pío en lugar de ayudar a sus hermanas o de asegurarse de que ambas estaban bien.

El segundo policía se mostró más dispuesto en echar un cable a Sophia en el momento que Circe explicó que no podía moverse porque se había hecho daño en el tobillo, e incluso la llevó en brazos en lugar de simplemente limitarse a ser su muleta humana. La morena agarró las sandalias antes de ser alzada del suelo y cerró los ojos ante el suave movimiento mientras eran llevadas hasta el coche patrulla.

Se acomodó en el asiento, notando cómo aún le palpitaba de dolor el pie, y lamentando no poder ponerlo en alto con algo más de hielo. A su lado se montó su hermana, y Sophia apoyó la cabeza en su hombro. Los policías se dedicaron a entablar conversación con los camareros del bar, intentando obtener una nueva versión de los hechos de la noche; contrastando lo que les decían con lo que previamente les había contado Circe.- ¿Puedes escribir a alguien? Sarah, Anja, Reggie…- Pidió después de intentar desbloquear su teléfono y darse cuenta de que se había quedado sin batería. Normalmente llevaba un cargador adicional, una batería externa que le permitía tener su móvil disponible más horas si acaso andaba fuera de la casa y se apagaba, pero aquel día no lo había llevado consigo.

Si no conseguían ponerse en contacto con ninguna Siren para ayudarlas a salir de aquella, iban a pasar la noche en la cárcel y Sophia no tenía ninguna gana de maldormir en esos camastros, además de que necesitaba atención médica para su pie y se la estaban negando.- ¿Crees que todavía quedará alguna despierta?- Por un momento, se le pasó por la cabeza proponer que llamase a Summer... Ella seguro que aún no estaba metida en la cama, pero visto de qué modo había desaparecido del mapa, lo más seguro es que si intentaban ponerse en contacto con la rubia, se desentendiera del asunto.


Now I am a man-eater, in more than just one way...

who got the power?:
Líder Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
321

PB :
Aarika Wolf

Apodo :
Sophia

Nacionalidad :
Proud British

Pareja :
married with uk

Clase social :
Alta

Carrera/ocupación :
Enfermería

Frase corta :
I'm a bitch

Dato 4 :
with money and power

Volver arriba Ir abajo

Re: 1, 2, 3. Drink! ♦ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Auckland

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.