Últimos temas

Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Sáb Abr 22, 2017 6:32 pm


Si había algo que Charlie detestaba eran las horas libres entre clases, de esas que no te dejaban volver a casa pero que te hacían perder un valioso tiempo de ocio ya que tampoco alcanzaban para estudiar o adelantar tareas. Llegó a la biblioteca esperando con ansías que su mesa favorita estuviera libre, era la que estaba más alejada de la bibliotecaria, en rincón en el fondo de la gran habitación y que era generalmente ocupada por personas como ella que iban a pasar el rato. ¿Por qué no la cafetería? Porque ninguna sirena que se respeta iba allí al menos que fuera una especie de convenio entre todas. Relamió sus labios dejando el bolso sobre la silla contigua a la propia. Extrajo la novela en francés que estaba leyendo para luego disponerse a buscar los auriculares y acompañar así su lectura con algo de música suave de fondo, acción que le permitía enajenarse por completo de su entorno hasta que la hora marcara el momento de volver a clases, sin embargo mientras más buscaba menos suerte tenía y finalmente luego de voltear todo el contenido de su bolso sobre la mesa, descubrió que los había dejado en casa. Maldijo mentalmente por su distracción y se conformó con comenzar la lectura.

Por suerte  gozaba de una apariencia algo hostil o tal vez solo se debía a que la reconocían como miembro de su fraternidad, ya que nunca nadie la molestaba, pero ese día notó que en realidad lo que definía esa muralla que mantenía alejadas a todas las personas consistía básicamente en los auriculares ya que más de uno apareció preguntando si podía sentarse con ella y tuvo que inventar excusas para mantenerse como ocupando única de aquel espacio, mentira que descubrirían tarde o temprano pero que no le importaba porque de hecho no tendría problema alguno que sus intención era permanecer en soledad. Una tercera persona se acercó a ella, un castaño que si no se equivocaba era de Elphys, negó antes de que el hablara dando por terminado el asunto de entrada— Los asientos están ocupados — murmuró con amabilidad como siempre, afrontar a las personas con hostilidad solo era provocarlas y era mejor tratarlas bien, recibían el rechazo de mejor forma. Sin embargo, hubo algo en la expresión del chico que la relajó por lo que se apresuró en añadir — Mira, realmente no están ocupados, además me iré en un rato así que puedes sentarte — puede que haya sido la expresión neutra en su rostro que le daba la pauta de que no se trataba de un avance con otros intereses, puede que fuera para su conveniencia ya que si ocupaba el asiento era poco probable que alguien más se acercara y las interrupciones se acabarían, tal vez fue una conjunción de ambas.





She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por H. Gaunthier Burchard el Lun Mayo 08, 2017 9:44 pm


Desde el momento en que aquel trabajo le había sido asignado, supo que no sería tarea fácil encontrar voluntarios que se sometieran a una entrevista con temática medioambiental en la universidad. Estrictamente el profesor había indicado que debían realizar aquel cuestionario al público estudiantil, sin distinción entre curso, carrera, área de estudio o fraternidad. Cualquier persona que estuviese inscrita en la Universidad de Auckland le era suficiente, lo cual sonaba alentador antes de estar frente a frente con rostros impasibles que alzaban las cejas, desafiantes, al recibir una pregunta. Hasta el momento había recorrido el edificio de Ciencias Exactas sin triunfar, la mayoría de los alumnos pasaba de él sin escuchar siquiera lo que tenía para decirles. Era un panorama un tanto complicado teniendo en cuenta que tenía tan sólo una semana para completar al menos cincuenta de esos formularios. Naturalmente analítico como era, se apresuró a sacar el cálculo que le permitiera saber cuál debía ser su desempeño diario. Siete entrevistas por día, con excepción del último, en el cual debía llegar a ocho. Parecía desolador cuando el reloj daba las diez de la mañana, sus clases habían finalizado y llevaba apenas dos personas solidarizándose; tercer día consecutivo sin demasiado éxito. Quitándole la tapa al bolígrafo con sus dientes ya que tenía ambas manos ocupadas, tachó en la lista los sectores que había recorrido hasta entonces. Le quedaba cerca el edificio de Diseño, probablemente la gente allí fuese más amable considerando que era uno de los ramos más creativos de las carreras ofrecidas.

Con una esperanza mínimamente renovada, se adentró a la biblioteca para reacomodar sus pertenencias. La cantidad de papeles que traía consigo se había desordenado por el movimiento de subir y bajar escaleras, por lo cual los ubicó debajo de su brazo al abrir la puerta. El silencio invadió sus sentidos, obligándolo a posicionarse más erguido inconscientemente, hasta llegar al sector de las mesas. No había demasiadas personas de modo que se desplazó hasta llegar a una de las últimas, donde halló a una castaña que le pareció conocida. Si no se equivocaba, era una de las Rousseau. Todo el mundo las conocía, sabía que formaban parte de una de las fraternidades más exclusivas a pesar de que su contacto con ellas fuese técnicamente nulo. Se acercó para dar rienda suelta al interrogante que más veces había repetido en los últimos tiempos: "Buen día, ¿puedo hacerte unas preguntas?" Abrió la boca para hacerlo, pero por supuesto que la morena ni siquiera se molestó en escucharlo antes de despacharlo como el resto de los estudiantes había hecho anteriormente, aunque esa vez los motivos eran otros, ya que no tenía la intención de quedarse allí ocupando un asiento. — Buenos días —su tono cortés a esas alturas sonaba casi monótono, respetuoso pero distante para no sobrepasar los límites de confianza— Te agradezco, pero en verdad no estoy interesado en sentarme aquí —explicó con tranquilidad, desplegando uno de los papeles del sondeo por si acaso. — ¿Tienes unos minutos para un cuestionario? Prometo que no te llevará demasiado, aunque entiendo si no deseas colaborar —esbozó una sonrisa amable, esperando que la Siren se apiadase de su futuro académico en esa ocasión.


Última edición por H. Gaunthier Burchard el Mar Jul 04, 2017 12:16 am, editado 1 vez


Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
443

PB :
Shawn Mendes

Apodo :
Gaunthi

Nacionalidad :
Saudí

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Cs. Ambientales

Frase corta :
Ocasionalmente escritor

Dato 4 :
De vez en cuando, músico

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Jue Mayo 18, 2017 8:07 pm


El mundo funciona de una forma curiosa. Incluso aquel que jura estar completamente desinteresado en juzgar a los demás se convierte alguna vez en el verdugo de un juicio. Los juicios, no están mal, se los ha convertido en tiranos y villanos de la vida porque siempre tendemos a desprendernos de la responsabilidad de nuestras decisiones, pero la verdad es que no son los juicios los que dañan, es lo que decidimos hacer con la conclusión que generan. Todo el mundo discrimina, es lo que nos hace diferente de los animales o simplemente seguiríamos siendo mamíferos, unos monos lampiños. Cuando conoces a una persona la primera discriminación la protagonizan los ojos, observas su apariencia, su lenguaje corporal y si eres de los que no se aferran a los prejuicios la evaluación solo tiene una razón de ser: supervivencia. En base a tu percepción visual decides si la persona es segura para ti o no lo es. Charlie hacía eso en ese momento, lo miraba una vez más, de arriba debajo de forma sutil camuflando el juicio con un supuesto gesto pensativo en el que teóricamente se debatía entre aceptar o no su propuesta, cuando la verdad era que buscaba razones que pudieran declararlo un peligro y ante la carencia de las mismas, sonrió, no como a sus amigos, sino como a las personas seguras con cierta calidez y cómplicidad, “vamos que somos los buenos este mundo”¡Oh! Claro, pues de todas formas toma asiento — señaló la silla, cerrando luego definitivamente el libro, ordenó su entorno de modo que pudiera dejar en claro que estaba interesada en colaborar con él.

La segunda discriminación puede que jamás llegue a producirse y se basa en evaluar el entorno de la persona, su historia, su posición en la sociedad. Ésta es la discriminación más peligrosa de todas porque la sociedad se ha empeñado en generar estereotipos y es muy difícil encontrar quienes estén dispuestos a gastar su energía en crear divergencias entre las categorías impuestas, siempre es más sencillo colocar por defecto a las personas en uno u otro grupo después de todo, no estamos seguros de que vale la pena depositarles tanta atención, porque no juzgar a alguien es una actividad que no se remunera bien en este universo — ¿Sobre qué es el cuestionario? ¿Debo dar mi nombre? Soy Charlotte Rousseau — la presencia del  nombre completo de pila justificaba la solemnidad del acto al que se estaba sumando.

Charlie siempre era puesta en el estereotipo típico que se asocia con mucho rosado, pero lo curioso con ella es que así lo deseaba. No la malinterpreten, jamás ha sido calculadora es demasiado ingenua para generar manipulación; tampoco es de las que creen que “esto a mí no me va a suceder” porque ya le sucedió, sabe que la burbuja de la perfección es frágil y que basta algo como una brisa equivocada que la lleve a darse contra una superficie punzante para destruirla entonces ¿qué es lo que hace que Charlie se aferre a pertenecer en ese estereotipo rosa que tantas mujeres rechazan en aras de no ser tomadas como constantes damiselas en peligro?  Ella también quiere ser feliz. Incluso cuando reconstruir su burbuja sea imposible, una de mentiras le viene bien. Observó al castaño intentando en vano ubicarlo en el catálogo de personas conocidas, pero no pudo evitar notar en la expresión de su rostro cierta incertidumbre — Detesto que impongan este tipo de tareas — admitió con calma recostándose hacia atrás hasta toparse con el respaldo — La gente es demasiado apática y ya no dan nada gratis — murmuró pensativa. Para Charlie, las personas que más se preocupaban por darle valor a las cosas, eran aquellas que no tenían nada de valor.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por H. Gaunthier Burchard el Lun Sep 11, 2017 9:49 pm

Más de una vez lo había oído, «el ser humano es gregario por naturaleza». Era la premisa de la antropología, o de la sociología en el análisis de la participación del hombre en sociedad. Había muchos conceptos asociados alrededor de esa idea, sin embargo ningún teórico le ofrecía respuesta al cuestionamiento que surgía a base de la frustración provocada por la negativa de los estudiantes a ser partícipes de un cuestionario que no llevaría más de cinco minutos. ¿No decía Aristóteles que el hombre era un ser político, intrínsecamente? Tal vez su área académica predilecta no fuesen las humanidades y por eso no hallaba la justificación para las miradas cargadas de molestia ante la simple mención de su tarea asignada. O, quizá, sí guardaba en su memoria la definición de un concepto que le sería útil para explicar el desinterés colectivo en la comunidad estudiantil a la que había consultado, y ese término era anomia; la falta de normas o incapacidad de la estructura social de proveer a ciertos individuos lo necesario para lograr las metas de la sociedad. Así, rebuscando entre las profundidades de su mente algún atisbo de razón que le ayudase a comprender, había arribado al quid de la cuestión. La suya no contaba como una meta de la sociedad en su conjunto, sino como una personal y no cabían dudas que en aquel momento de la historia por alguna razón desconocida, existía un consenso para la visión negativa de cualquier actividad que perteneciera a la esfera del interés individual. Por algo la ambición, el éxito y el ascenso social siempre venían de la mano del prejuicio colectivo en lugar de generar admiración, probablemente se debiera al declive del neoliberalismo y el extinto auge de las libertades individuales y la meritocracia, o a lo mejor tan sólo fuese su mente relacionando indiscriminadamente teorías económicas con cuestiones sociales en un intento de ejercitar las conexiones que su intelecto podía establecer en cuestión de minutos sobre un asunto que en verdad podía solucionarse de manera mucho más sencilla, como asintiendo a la amabilidad de Charlotte Rousseau antes de tomar asiento a un lado suyo.

Medioambiente y sustentabilidad —informó esperando que aquello no la desanimara. — Sí, con tu nombre sería perfecto, dame un segundo —sobre su regazo se hallaban tan prolija como peligrosamente acomodadas las copias, amenazando con terminar en el suelo si se desplazaba de manera brusca, pero él era demasiado cuidadoso para ello, de modo que todo se encontraba a salvo. Con el bolígrafo entre el índice y el pulgar, trazó cuidadosamente el nombre de la joven en la esquina superior de la hoja. — Por cierto, soy Gaunthier Burchard —estuvo a punto de tenderle la mano como muestra inconsciente de sus modales anticuados, no obstante optó por reemplazarlo con una sonrisa y reservar el otro gesto para su encuentro con adultos, puesto que las personas de su edad solían mirarlo de manera extraña cuando lo hacía. — Lo sé, sin nada a cambio es difícil obtener lo que se necesita, incluso si se trata de algo tan insulso como una tarea —el único motivo por el cual verdaderamente se esforzaba era porque no se permitiría bajar su rango de calificaciones por algo que de cierta forma no dependía enteramente de él. — Son diez preguntas, cinco de tipo cerrado, es decir, con opciones. Las restantes son abiertas, puedes responder lo que tú quieras o incluso abstenerte a dar una respuesta si así lo deseas —la explicación era sencilla, no así el resto de las consignas, que en verdad demostrarían sus conocimientos sobre el tema. — Básicamente el punto de todo esto es ver en qué nivel está la mayoría de la población en cuanto a consciencia medioambiental —relamió sus labios con algo de nervios, aún cabía la posibilidad de que se arrepintiera a último momento a pesar de que su semblante distendido pareciera indicarle lo contrario— ¿Estás lista?


Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
443

PB :
Shawn Mendes

Apodo :
Gaunthi

Nacionalidad :
Saudí

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Cs. Ambientales

Frase corta :
Ocasionalmente escritor

Dato 4 :
De vez en cuando, músico

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por S. Charlie Rousseau el Dom Oct 15, 2017 8:54 pm

En el momento en qué el joven pronunció el título el tema que abordaría el cuestionario, Charlie reaccionó de forma demasiado exagerada. Tensó la espalda enderezandola en un discreto movimiento y elevó el mentón ligeramente, se estaba preparando para lo que ella definió inconscientemente como una evaluación. Las palabras Medioambiente y sustentabilidad daban vueltas en su mente, mientras sus neuronas trabajaban a toda velocidad recopilando datos relacionados de una forma desesperada, no quería quedar como una estúpida ante el joven, ya tenía suficiente con las burlas dirigidas a las sirenas como para añadir a su reputación una encuesta respondida de forma deplorable. “Dios, deseé haber leído un poco antes de que éste… Gaunthier apareciera”. La mención mental del nombre ajeno le recordó sus modales, por lo que rápidamente dibujó una sonrisa honesta con los labios  — Un placer Gaunthier —  se olvidó entonces del cuestionario y centró la atención en él. Relamió sus labios bajando la mirada, hace tan sólo dos años era todavía una de las pocas personas que hubieran debatido la sentencia del joven, con ahínco incluso, pues ella solía creer que aún existía gente honesta en esta tierra pero había pagado de la peor forma su exceso de ingenuidad.

Prestó oídos a la descripción de la encuesta como si se tratara del examen final del semestre, asintiendo a medida que iba reteniendo la información. Frunció el ceño — ¿Esto tiene que ver con clasificar la basura de acuerdo al tipo de residuo? —  indagó algo esperanzada pues todavía tenía frescas las clases instructivas para su servicio social. Recordaba las  tres erres, lo cual podría asegurarle un desempeño airoso en esta tarea. Sonrió nuevamente — Sí, estoy lista. —  supuso en ese instante que la evaluación sería escrita, por lo que bucó una pluma en su bolso, tuvo dificultades para encontrar la misma — ¿Estudías algo del medio ambiente? ¿Ingeniería ambiental? ¿Ecología? —  preguntó mientras comenzaba a colocar una a una sus pertenencias sobre la mesa ya que seguía sin tener suerte en su búsqueda — Puede ser ingeniería civil, también —  murmuró más para sí misma que para su interlocutor — Mi hermano estudió eso. —  anunció con orgullo, adoraba de sobremanera a Patrick y era el miembro de su familia al que más extrañaba — Hizo además una maestría en… —  detuvo sus palabras y la búsqueda pues de protno había perdido el nombre exacto del área de estudio de su hermano, se empeñó en recordarlo pero no hubo suerte. Un suspiro fue dado y con eso reinició las tareas que había llevado acabo con anterioridad — No lo recuerdo pero es algo sobre construir caminos y estoy segura de que no es caminología ¡Ah! ¡Aquí está! —  anunció en el momento en qué posó las manos alrededor de la pluma, la cual le entregó al joven inmediatamente — Por favor, sostenla o sino se volverá a perder —  acto seguido guardó todas sus pertenencias. Tnedió la mano hacia el joven, recordando de pronto la pregunta que quizo formularle desde que lo escucho hablar — Detecto un acento ¿de dónde eres? —   Charlie coleccionaba acentos. Sí, tal cual, a la neozelandesa le encantaban los acentos y por alguna razón tenía una especie de fijación con ellos: deseaba escuchar la mayor cantidad de acentos posibles. Hasta ahora, los alemanes hablando inglés eran sus favoritos — Ya dejo de dar vueltas, estoy lista. —  sentenció relajandose un tanto, Gaunthier parecía ser confiable.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por H. Gaunthier Burchard el Dom Nov 26, 2017 1:05 am

Los cuestionarios siempre eran una aventura. Tanto responderlos como prepararlos implicaba un compromiso con una determinada temática y, en su caso, era innegable su fascinación por la naturaleza y todo lo que esta abarcara, sin embargo había sido algo difícil encontrar voluntarios para someterse a la larga lista de preguntas que le esperaban a Charlie. — Algo así, pero sin llevarlo al plano práctico —esbozó una sonrisa— Es plenamente teórico. De todos modos separar los residuos siempre es importante y que sepas cómo hacerlo es más útil que el desempeño en esto —señaló con el mentón la hoja con las preguntas. Si las personas preferían pasar de largo antes que responder, no podía imaginarse lo que sería si tuviese que obligarlos a separar basura. Posiblemente fuera un desastre, entre el desconocimiento de una parte de la sociedad y la tan profunda como entendible sensación de rechazo que podía causarle a unos cuantos el sólo hecho de pensar en basura. — Procedamos, entonces —sus ojos se posaron momentáneamente en la muchacha. Se veía algo inquieta, seguramente quería dar lo mejor de sí misma a la hora de responder y de alguna forma, ese acto de responsabilidad asumido por ella le hacía sentir satisfecho. Luego de tantas respuestas negativas, ver que alguien se interesara era como encontrar el oasis en el desierto.

Los papeles se desordenaban con facilidad y era difícil mantenerlos apilados con la prolijidad requerida en un espacio tan reducido como aquel. Encontrar la posición exacta parecía una odisea; cruzando las piernas corría el riesgo de que se produjera una caída libre al suelo y quedándose como estaba el peso de las hojas producía un cosquilleo en sus muslos a través de la tela de sus jeans. La mención de la carrera le hizo prestar atención a lo que estaba diciendo. — Estudio Ciencias Ambientales, ¿y tú? —comentó sin dejar de oír sus conjeturas— Podría ser, aunque el enfoque de las ingenierías es más técnico. Quería algo más biológico —podía recordar lo difícil que fue para él elegir una carrera. Tenía más de una pasión, eso estaba claro, pero aún así ninguna parecía convencer a su padre si no pertenecía a las consideradas "clásicas". Después de mucho insistir había logrado convencerlo de que se dedicaría a algo relacionado con la ecología y, siendo bueno en matemáticas todo parecía reducirse a Ingenierías, hasta que las incontables horas frente al televisor viendo Discovery Channel le abrieron un mundo nuevo donde las Ciencias Ambientales parecían posicionarse para convertirse en una de las carreras del futuro. — Suena difícil —alcanzó a decir antes de que le fuera entregada una pluma en sus manos— Tranquila, la cuidaré como si fuera la última —sonrió levemente antes de empuñarla con firmeza para marcar sus respuestas. Era un cuestionario relativamente corto tal que, si tenía suerte, todo saldría bien y en una media hora estaría reclutando más personas. — Oh, sí —aquella inocente pregunta lo había tomado por sorpresa. Normalmente respondía sin dar demasiadas vueltas pero estando en Nueva Zelanda y con la xenofobia acechando, de un momento a otro la respuesta a eso podía costarle la vida. Torpemente dedujo que ella también sería extranjera según su apellido, así que no tenía que temer, a menos que fuese uno de esos casos aislados en que siendo ajena a las raíces maoríes aceptara la ideología del grupo, o que en realidad se hubiese equivocado de nacionalidad. — Soy de Arabia Saudita, pero pasé la mayor parte de mi vida en Dubai y luego en Inglaterra, es una mezcla inusual para formar un acento — por fortuna no le había costado demasiado el idioma, así que hacerse entender en Auckland era sencillo siempre y cuando no se pusiera nervioso. — ¿Tú eres de Francia, verdad? —quiso confirmar antes de dar comienzo a lo que los reunía allí. — No hay problema. Vamos con la primera pregunta, ¿cuál es el Día Mundial del Medio Ambiente? —podía parecer un dato prescindible en la vida de un estudiante promedio, aun así cualquiera que hubiese prestado atención en la clase de Biología de la escuela secundaria podía acertar con algo de suerte— Las opciones son: 4 de Agosto, 8 de Enero, 16 de Marzo o 5 de Junio —leyó pausadamente, intentando no hacer énfasis en ninguna de las posibles contestaciones.


Miembro Elphy

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
443

PB :
Shawn Mendes

Apodo :
Gaunthi

Nacionalidad :
Saudí

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Cs. Ambientales

Frase corta :
Ocasionalmente escritor

Dato 4 :
De vez en cuando, músico

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por S. Charlie Rousseau Ayer a las 8:39 pm

De pronto le pareció más involucrado con el tema ambiental, en un principio había supuesto que era un simple estudiante que detestaba el hecho de tener que hacer una encuesta sin embargo la solemnidad con que respondió la pregunta planteada le dio la pauta de que en no era la tarea lo que lo incomoda, era fácil notarlo dado que el fervor en sus palabras – aunque sutil – demostraba que el tema le apasionaba. Se preguntó entonces si se trataba de uno de esos ambientalistas que se atan a los árboles o van al mar a rescatar ballenas y asaltan barcos piratas, o lanzan pintura a la gente que usa abrigos de piel. Se alarmó en cuanto eso último llegó a su mente y si le preguntaba eso ¿era acaso consciente sobre la política de crueldad animal de los productos de belleza que usaba? Alguien más pensaría “¿Qué más da? No le debes nada al tal Gaunthier”, sin embargo le había parecido tan educado y bien intencionado que deseaba profundamente caerle bien. Decidió entonces que había una sola pregunta, cuya respuesta determinaría si debía o no mentir sobre los abrigos de piel — ¿Conduces un coche eléctrico o de esos híbridos? — indagó como quien no quiere la cosa.

Charlie se relamió los labios, pensativa, intentaba buscar referencias a la carrera mencionada pero sólo se encontraba con una laguna de nada donde debería haber información sobre ella y como si aquello no fuera suficiente las palabras del joven no hicieron más que confundirla — Voy a parecerte muy estúpida tal vez — advirtió sin pudor — Pero no sé qué son las Ciencias Ambientales — centró los ojos indagatorios en él, llenos de curiosidad esperaba que fuera él quien la sacara de la ignorancia — Es decir, sí sé que hay ciencias como Biología, Ecología, Zoología y no sé, otras más específicas como Herbología o Hidrología pero lo que me confunde es si además de esas dan cosas sobre política o negocios relacionados al ambiente — aclaró finalmente explicando así la principal razón de su incertidumbre.

Apoyó el codo en la mesa para poder apoyar el rostro en su mano con mayor facilidad, la sorpresa modificó sus facciones en cuanto el joven explicó sus raíces — Dubai — pronunció pensativa — Es una asignatura pendiente — admitió. La ciudad era sin duda uno de los destinos turísticos más famosos del mundo y la posición económica de sus visitantes sólo lo hacía más exclusivo siendo sumamente tentador para Charlie — ¿Cómo es que una persona que vive en la árida Arabia Saudita sobrevive en la mojada Inglaterra? — preguntó bromeando — Pero sí, tu acento no es inglés pero se te entiende — concluyó negando a continuación —Soy neozelandesa — sonrió dejando ver los dientes, una sonrisa poco habitual en ella, quién prefería su sonrisa a boca cerrada — Pero no te sientas mal porque en realidad es normal que las personas lleguen a esa conclusión. Mi padre es francés y paso las vacaciones en París o en Cannes, así que soy francesa por costumbre — le guiñó un ojo — Lógicamente hablo francés… ¿cuál es tu idioma materno? — indagó, mientras se preguntaba si Gaunthier escribía con esos garabatos, con ello otra duda surgía. ¿Acaso distinguían si la letra de alguien era linda o fea en Arabia Saudita?.

Sin previa advertencia, el cuestionario comenzó, Charlie enderezó la figura alertándose — ¡Oye! No me avisaste que debía entrar en el papel de alguien muy inteligente — bromeó una vez más. Frunció el ceño concentrándose mientras intentaba hacer memoria. Sabía que había un día del Ambiente pero jamás se había preocupado por retener la fecha conmemorativa — No estoy segura pero creo que es el 5 de junio — el tono de su voz dejaba en claro que había vacilación en su respuesta puesto que la había elegido por descarte más que por la seguridad en sus conocimientos. Frunció el ceño mirándolo amenazadoramente —Prometiste que sería fácil y ya estoy fallando en la primera pregunta — comenzó a reírse negando con la cabeza —Prometo comenzar a memorizarme los días conmemorativos. Es un poco vergonzoso no saberlo ahora que me lo pregunta para alguien que es importante — relamió sus labios humedeciéndolos —Es curioso como algunas cosas parecen importarnos en el momento en qué conocemos alguien para quién es importante ¿no crees? Es como contagioso — reflexionó.



She came from the ocean, she walked towards me
Miembro Sirens

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
251

PB :
Em Rata

Apodo :
Charlie

Nacionalidad :
Neozelandesa

Pareja :
Dominique

Clase social :
Clase alta

Carrera/ocupación :
Diseño gráfico

Frase corta :
Watermelon is cool

Dato 4 :
Sagitario

Volver arriba Ir abajo

Re: Siguiente pregunta || H. Gaunthier Burchard

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Auckland

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.