Últimos temas
» Registro de Ausencias.
Hoy a las 5:12 am por H. Gaunthier Burchard

» Equinox RPG | Confirmación élite
Ayer a las 9:09 pm por Invitado

» Why are you here?
Ayer a las 5:38 pm por Naomi Williams

» Mirror, mirror on the Wall || Conf. Elite
Ayer a las 5:24 pm por Invitado

» Hand of Glory || Cambio de botón - Afiliación normal
Ayer a las 10:28 am por L. Eliza Selwyn

» Verdad o Reto - Lanzamiento de dados HYDRAS
Ayer a las 7:53 am por Narrador

» Hello you.|| Tramas
Ayer a las 2:37 am por Aeron G. Thompson

» Garden of Serenity [Tramas]
Dom Oct 15, 2017 5:41 pm por Jagger B. Weitzer

» Registro de Twitter
Dom Oct 15, 2017 2:20 pm por L. Eliza Selwyn


H. Gaunthier Burchard — ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

H. Gaunthier Burchard — ID

Mensaje por H. Gaunthier Burchard el Lun Oct 31, 2016 6:58 am

H. Gaunthier
Burchard
Hameed Gaunthier
08/08/1998
19 años
Saudí
Heterosexual
Clase Alta
Universitarios
Cs. Ambientales
Shawn Mendes


Personalidad
GUSTOS
— La naturaleza.
— Los animales.
— Buenos modales.
— El respeto.
— La cortesía.
— La lluvia.
— Cantar.
— Componer, escribir.
— Tocar la guitarra y el piano.

DISGUSTOS
— Los conflictos.
— El desorden.
— Las mentiras.
— El silencio.
— La exageración.
— Las injusticias.

► Desde pequeño se mostró como un niño tímido, respetuoso y casi invisible para el resto. Esto sería a lo largo de toda su vida un impedimento para poder desarrollar relaciones de cualquier índole. Reservado, distante, taciturno, son algunos de los adjetivos que usualmente quienes no lo conocen utilizan para describirlo. La realidad es que, detrás de eso, hay mucho más que él simplemente por vergüenza o por su deseo de dejar el pasado atrás, prefiere guardar para sí mismo.

Es, en verdad, un chico alegre, distraído, excesivamente amable y con una generosidad difícil de igualar. Tan grande es su pasión por ayudar, que en su adolescencia comenzó a formar parte de distintas organizaciones de voluntariado. Desde entonces, cada vez que puede se apunta a trabajos de medio tiempo que impliquen transmitir consciencia social o la defensa de los derechos humanos, los animales y todo lo relacionado con su principal pasión, la naturaleza. Siente una conexión especial con el universo cada vez que hace algo por retribuir todo lo que la vida le ha dado, por eso día a día intenta ser una persona de bien.

En su mundo, siempre el otro está primero y se desvive por hacer sentir cómodos a quienes lo rodean, sean estos sus mejores amigos o completos desconocidos. Tiene un desapego innato por lo material ya que valora mucho más lo que pasa por el plano sentimental, por eso mismo es honesto con lo que siente. He ahí el punto de inflexión para el árabe, quien muchas reprime lo que le pasa para evitar ser descortés. Le resulta increíblemente difícil decidir cuándo decir la verdad y cuándo ocultarla por el bien de los demás. Fuera de ello, es fiel creyente de que la sinceridad siempre es lo primero.

En materia sentimental, las cosas no son tan fáciles como podría parecer. A pesar de ser, generalmente, considerado atractivo, sus propias inseguridades le hacen desconfiar de las intenciones del prójimo. Es que le resulta imposible no hacerlo cuando a lo largo de los años su confianza fue destruida en miles de ocasiones, por cometer el error de entregarse sin restricciones. Su amor, su lealtad y fidelidad son puros, algo característico de su edad. A pesar de los golpes a los que tuvo que enfrentarse, aún conserva esa curiosidad, la dulzura y el optimismo incurable; la pureza de la niñez.

Como amigo, como novio o como fuese, sufrió todo tipo de humillaciones por motivos como su nacionalidad, su religión, su acento aún fuertemente marcado, o su personalidad tranquila. Todo en la vida de el castaño en algún punto fue razón suficiente en la mente de algunos malcriados para hacerle pasar momentos que preferiría olvidar.

Con su llegada a Auckland busca dejar todo eso atrás y comenzar de cero. Rehacer su vida es parte de la tarea que implica mudarse a un país hasta entonces desconocido. En la nueva oportunidad que Allah le dio, Gaunthier ha decidido mostrarse como realmente es y olvidar los prejuicios para poder ser él mismo, esperando no terminar herido una vez más.

Historia

المملكة العربية السعودية
Reino de Arabia Saudita
1998

El príncipe de los Burchard había llegado al mundo aquella madrugada de Agosto en las inmediaciones de una lujosa clínica situada en la región del Nejd, para al fin bendecir la vida de su madre y calmar la tortuosa inquietud de su padre, quien temía que fuese una niña y el honor de la familia se viese arruinado.

Los primeros años de su vida se desarrollaron con la tranquilidad de quien nace en el seno de una de las familias más influyentes de su nación. Zahra, su madre, contaba con las criadas necesarias para que cuidasen del niño cada minuto en que ella debía distanciarse, y Rizvi, su progenitor, se encargaba de garantizarle al niño una educación de calidad, sin dejar de lado la importancia del culto religioso musulmán para el pequeño heredero.

دولة الإمارات العربية المتحدة‎
Emiratos Árabes Unidos
2002

Los negocios con el petróleo le permitieron a Rizvi crear su propio imperio sin la necesidad de acceder a los tortuosos créditos con los que su hermano, quien jamás había tenido demasiadas luces para los acuerdos financieros, adoraba endeudarse hasta poner en crisis la continuidad de la empresa.

Junto con Zahra y Hameed emprendió vuelo a la ciudad más lujosa que sus ojos cafés jamás pudieron ver, la cuna de los edificios interminables y las luces nocturnas de los centros comerciales más grandes del mundo, Dubai. Allí desplegó, en un edificio casi tan imponente como su fortuna, la oficina que luego quedaría para su hijo. A metros del Burj Khalifa y con una vista envidiable, el padre de Gaunthier trabajaba a diario, daba entrevistas y planeaba reuniones con funcionarios de todo el mundo.

إنكلترا
Inglaterra
2012

El poder absoluto corrompe, y más si se encuentra en manos de un sólo hombre, uno que siempre soñó con triunfar a pesar de las cabezas que tuviera que cortar en el camino. Figurativamente hablando, claro. Rizvi, como todo hombre que accede a una posición acomodada, cayó en las garras de la noche y de la infidelidad. Musulmán y terco como quien se cría rodeado de mulas, en su mundo el adulterio no era pecado, o al menos no si provenía de él. ¿Cómo osaba aquella tonta mujer hacerle eso? ¡Llevarse consigo a su heredero, su príncipe, el pequeño Hameed! Lo pagaría, de eso no había dudas.

Con una llamada puso en marcha un operativo de búsqueda digno del FBI, pero Zahra y su hijo se encontraban lejos de sus mentiras, en un pequeño pueblo de Manchester que a duras penas aparecía en los mapas y del cual sólo sus habitantes tenían registros. Allí, a pesar de las constantes burlas por su religión y su ferviente culto, Hameed aprendió a arar la tierra y a ser humilde, a valorar todo lo que Allah le había otorgado a lo largo de su vida, pero principalmente aprendió a amar a su madre y a todas las mujeres, el género débil según le habían inculcado desde la niñez, pero que no parecía nada débil cuando las nuevas amigas de su madre se juntaban en la fábrica para manejar la maquinaria, alimentar al ganado y cazar a la especie enemiga. Viéndolas desde el interior de la pequeña cabaña a la que desde hacía poco tiempo llamaba hogar, se admiraba con una sonrisa en el rostro de lo que estas eran capaces de lograr. Algún día lograría ser fuerte, como ellas, y dejaría de llorar cuando sus compañeros de escuela le hicieran de lado en el receso, lo arrojasen al suelo o le tirasen sus pertenencias al arroyo de la casa del vecino. Algún día, ese momento llegaría y él tendría las palabras justas para poner fin al maltrato.

Sabiendo que en Inglaterra jamás lograría salir de la miseria que significaba ser musulmán en tierras desconocidas, al terminar la escuela secundaria sentó a su madre frente suyo y en las cuatro paredes de madera de la humilde cabaña, le explicó su verdad. Él quería crecer, pero no podría hacerlo ahí. No cuando quienes le arruinaban el día a día eran los hijos de sus amigas, los mismos que, si seguía allí, serían sus compañeros de trabajo y el círculo jamás terminaría. Ella no quería eso para él. A ojos de su madre, Hameed, Gaunthier o como escogiera presentarse, era el pequeño príncipe que siempre había soñado, desde los dieciséis años cuando su padre le había avisado que tendría que casarse con Rizvi. Era la luz de sus ojos, la alegría de su vida, y saber que su hijo se sentía atrapado era un castigo que la atormentaba casa noche.
Otros Datos
Nueva Zelanda

► A la medianoche del 08 de Agosto de 2016, al cumplir la mayoría de edad, su madre le entregó un sobre, depositó un beso en su mejilla y, con lágrimas en los ojos, se alejó para que pudiera abrir el mismo. Un pasaje, un informe de la Universidad de Auckland y una carta explicándole como Rizvi, al localizarlos luego de tres años, no resistió y mientras él dormía, se presentó en la cabaña para hablar con ella. Le prometió que conseguiría un lugar para su hijo en la mejor universidad que pudiera, lejos de ambos, para que comenzara su vida de cero y, cuando quisiera, pudiera regresar a Dubai para reencontrarse con su familia, con la condición de que ella volviera a vivir con él. Y así lo hizo. Por la felicidad de su hijo, que era como su príncipe.

¿Cuál es su posición frente al grupo xenófobo?
En contra. Más allá de ser él mismo un extranjero, no puede creer que exista semejante aberración en algún lugar del mundo fuera de su país de origen. La ideología que lleva el grupo es similar a la de los extremistas del Islam, algo con lo que él jamás ha estado de acuerdo. Puede llegar a comprender los motivos pero la presencia de Kyeema significa retomar los fantasmas del pasado.



Actualizaciones
► Tras meditarlo por un tiempo, decidió abandonar la fraternidad Elphys, a la cual pertenecía desde su ingreso a aquella casa de estudios.

► Actualmente le resulta más fácil establecer vínculos con las personas que conoce, pero aún así sigue siendo tan reservado como siempre, con la diferencia de que poco a poco va perdiendo la timidez que en un principio le dificultaba el socializar.
Auckland






Última edición por H. Gaunthier Burchard el Miér Sep 13, 2017 9:21 pm, editado 3 veces


Universitarios

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
526

PB :
Shawn Mendes

Apodo :
Gaunthi

Nacionalidad :
Saudí

Pareja :
Soltero

Clase social :
Clase Alta

Carrera/ocupación :
Cs. Ambientales

Frase corta :
If we ever stop talking

Dato 4 :
send me a song

Volver arriba Ir abajo

Re: H. Gaunthier Burchard — ID

Mensaje por A. Felipe Bacardi el Lun Oct 31, 2016 3:45 pm

¡Ficha aceptada!
¡Bienvenido a la familia! Realiza tus registros para obtener color.



Demons
Don’t get too close, It’s dark inside

Ciudadano Trabajador

avatar
Ver perfil de usuario
Monedas :
142

PB :
Pb

Apodo :
Apodo

Nacionalidad :
Nacionalidad

Pareja :
Pareja

Clase social :
Clase Social

Carrera/ocupación :
Carrera/ocupación

Frase corta :
Frase corta

Dato 4 :
Dato random

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.